La Termosolar de Puertollano pasa a manos de ENCE

0
14

ENCE, Energía Solar ha manifestado a través de un comunicado que ha cerrado la compra a Iberdrola del 90% de la planta termosolar de Puertollano (Ciudad Real), por 181 millones de euros. La transacción incluye la cesión a favor de la compañía ENCE sobre la titularidad del préstamo concedido por Iberdrola Financiación a Ibersol.

Según este comunicado el importe de la transacción asciende a 139,8 millones de euros, sin considerar la cantidad de 41,5 millones de euros que mantiene la sociedad en su caja. Adicionalmente, el acuerdo define un mecanismo de precio contingente (earn-out) por importe de hasta 6,3 millones de euros.

Lee también: La CNMC multa a Multienergía Verde por manipular los precios del mercado del gas

La operación supone la venta de la participación de Iberdrola Energía Solar de Puertollano (Ibersol), propietaria de la planta de generación termosolar de 50 megavatios, e inlcuye la cesión a Ence de la titularidad del préstamo concedido por Iberdrola Financiación a Ibersol, esto como parte del  ‘nuevo plan estratégico 2019-23‘ de la compañía, a través del cual Ence “ha decidido apostar por la diversificación hacia nuevas tecnologías renovables, entre ellas la termosolar”.

ENCE explica que en España existen muchas plantas termosolares no gestionables, que sólo generan energía durante las horas con Sol. Para esta empresa, una pequeña inversión se puede incrementar significativamente las horas de funcionamiento de estas termosolares mediante su hibridación con plantas de generación con biomasa, por lo que apuesta a la capacidad de la biomasa de producir energía de manera programable, firme y estable. En su comunicado suma además que, la hibridación supondría un aprovechamiento más eficiente de los recursos energéticos, así como una “importante ventaja para la gestión del Sistema Eléctrico Nacional”.

Iberdrola, por su parte, ha destacado que con esta operación mantiene su foco en la producción con tecnologías limpias a través de la generación eólica, hidroeléctrica y solar fotovoltaica, afirmando que este acuerdo “no tendrá un impacto significativo” en la cuenta de resultados a nivel consolidado del grupo empresarial correspondiente al ejercicio 2018. Esta operación se enmarca dentro del plan de rotación de activos por valor de 3.000 millones de euros anunciado en el Plan Estratégico de la compañía, según comunicado de la compañía iberdrola.