Zaragoza apuesta por los autobuses eléctricos

0
19

El servicio de autobús urbano de Zaragoza contará a lo largo de 2018 con cinco modelos distintos de autobuses eléctricos. Este programa piloto contará con dos fases de pruebas en las que se probarán diferentes tecnologías y modelos.

Primera fase:

– BYD – Se trata del mayor proveedor mundial, el autobús, asignado a la línea 38 estará en pruebas todo el mes de abril. Modelo K9 UB de la marca BYD, es una unidad estándar de 12 metros, que cuenta entre otras características con una batería de 324 kw/h, y un tiempo de carga de 4,25 h.
– Vectia – Llegará a Zaragoza en mayo y circulará durante 6 meses. Se trata de un híbrido escalable a eléctrico, lo que significa que puede funcionar en modo eléctrico en mayor proporción que otros híbridos. Asimismo, con una pequeña modificación del motor es convertible a eléctrico 100%.
– Irizar eléctrico convencional – Un modelo ampliamente testado. Se estima que puede llegar para principios de junio y circulará durante dos meses.

Segunda fase:

– King – Long – Se trata de un autobús de 12 metros. Llegará a Zaragoza para octubre y se probará durante seis meses.
– Irizar i2 – En cuanto salga al mercado, Zaragoza probará este nuevo modelo de la marca Irizar. Llegará en el mes de octubre y permanecerá alrededor de un trimestre. También es un modelo de 12 metros.

Asimismo, se está trabajando en un proyecto de implantación de una línea electrificada, con pantógrafos en las terminales de carga rápida. Se prevé que esté listo antes del verano.

Tras estas pruebas y estudios, el Ayuntamiento de Zaragoza valorará las próximas compras de autobuses en función del comportamiento de los distintos modelos, para tomar nuevas decisiones de compra a finales de 2018, con una adquisición que podría rondar las cuatro unidades.

Sobre la renovación extraordinaria de flota del bus hacia modelos más sostenibles

Cabe recordar que el pasado 7 de julio de 2017 se aprobó en gobierno la compra extraordinaria de flota de bus, pasando de 62 de inversión a 92 millones a lo largo de la vida de la contrata. De esta manera, se ha pasado de comprar un total de 191 buses a 253, de manera que la flota total se va a rejuvenecer considerablemente. Los últimos buses con motor gasoil se compraron en 2016. A partir de ahora, todos van a ser como mínimo híbridos o eléctricos. Asimismo, la edad media de la flota de Avanza Zaragoza se reduce significativamente, pasando de 9,83 años de media de edad a finales de diciembre de 2016 a 8,7 años.

Por otra parte, cabe recordar que el Ayuntamiento y la concesionaria también ha acordado avanzar en el origen renovable de la energía que impulsa estos vehículos. En este sentido también se va a redactar un proyecto para instalar paneles fotovoltaicos en las cocheras del autobús urbano, de modo que la energía producida pueda usarse para recargar los autobuses, además de ser aprovechada para el suministro del propio edificio. En paralelo a ello, se van a estudiar diversas actuaciones para mejorar la eficiencia energética de estas instalaciones, como la instalación de luminarias led, sustitución de la caldera de calefacción por una de gas natural u otras modificaciones en la climatización.

Un compromiso con el Planeta

El acuerdo alcanzado en la Cumbre de París (COP21), de diciembre de 2015, sobre Cambio Climático, pone de manifiesto que los países deben articular las medidas necesarias para poder cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y, en este marco, las ciudades adquieren un papel decisivo. Es en las áreas urbanas donde se da una mayor concentración demográfica y de actividad económica, así como donde se realiza la mayor parte del consumo energético y de emisiones, con el reto de la movilidad como uno de los principales factores de cambio.
Zaragoza, como firmante del Pacto de los Alcaldes por el Clima y la Energía, promovido por la Comisión Europea, mantiene su objetivo de reducción de, al menos, un 40% las emisiones de CO2 y gases de efecto invernadero para 2030.