Aena contará con energía cien por cien renovable en 2020

0
67

En el marco de su la Estrategia de Cambio Climático, Aena ha adjudicado el contrato de suministro de electricidad de sus aeropuertos para el ejercicio del 2020 a tres compañías que le suministrarán energía renovables al cien por cien.

El paquete más amplio de esos contratos ha recaído en Acciona, que aportará el 76,5% del total, seguida por Endesa, con el 23,3%, e Iberdrola, con tan sólo el 0,2%. El objetivo final es aportar la energía necesaria para iluminar los aeropuertos, junto con el balizamiento de las pistas y el resto de instalaciones de Aena, con unos m consumos anuales que pueden llegar a los 952 Gigavatios-hora (GWh), una de las más importantes por su volumen de gasto.

El actual contrato, que podrá prorrogarse por un año más de decidirlo las partes interesadas, no incluye los costes de acceso a las redes de transporte y distribución para los suministros de alta tensión, cuya gestión será íntegramente realizada por Aena con las compañías distribuidoras de cada punto de suministro, con un coste estimado de 17,7 millones de euros anuales.

Aena ha dado este nuevo paso siguiendo la estela de su Estrategia contra el Cambio Climático, que tiene la finalidad de contribuir a la sostenibilidad del transporte aéreo. La estrategia contempla el despliegue de diversas actuaciones que contribuyen a la minimización de emisiones de CO2, tales como la implantación de actuaciones de eficiencia energética, instalación de energías renovables en los aeropuertos de la red o la compra de energía de origen renovable.

Plan Fotovoltaico

También forma para de esa estrategia el proyecto del Plan Fotovoltaico de Aena, que permitirá a la compañía un autoabastecimiento energético del 70% a partir de energía solar, lo que supondría evitar la emisión de 167.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Además de ser referentes entre los aeropuertos europeos por producción de energía renovable en autoconsumo (650 GWh), la compra de energía de fuentes renovable permitirá a Aena reducir en un 40% las emisiones de CO2 en 2025 o alcanzar la «neutralidad en carbono» en los aeropuertos de AS Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat para 2030, mediante la obtención del nivel 3+ del Airport Carbon Accreditation de ACI Europe.