Castellón apuesta por la renovación del alumbrado público obteniendo ahorros del 50%

0
11

El Ayuntamiento de Castellón está agilizando el proyecto de renovación del equipamientos de su alumbrado público, para conseguir reducir a la mitad el consumo eléctrico y contribuir a aumentar el ahorro de las arcas municipales. Para poner en marcha cuanto antes el plan, el equipo de gobierno elevará próximamente al pleno una modificación de crédito para garantizar el gasto municipal de 2020 destinado a esta iniciativa. Con ello, se pretende cumplir con los plazos estrictos de contratación y ejecución marcados por el programa de ayudas europeas FEDER que financia el plan del consistorio al 50%.

Con esta modificación, el Ayuntamiento dispondrá de un montante total de 5,4 millones de euros para sacar adelante este proyecto en 2020, de los que la mitad -unos 2,7 millones de euros- están subvencionados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

Las estimaciones de la renovación total del alumbrado público se sitúan en torno a los 14,8 millones de euros, financiados al 50% por el Ayuntamiento y la Unión Europea, con los que se renovarán la práctica totalidad de las luminarias de la capital, en concreto unas 23.931 de las 25.367 de las existentes. Amparo Marco, alcaldesa de la ciudad, explica que el proyecto les va a permitir alcanzar “un ahorro energético del 50% como mínimo sobre el consumo de energía eléctrica actual y, además, la factura del alumbrado exterior que paga el Ayuntamiento, que asciende a un importe anual de 2,2 millones de euros, pasará a reducirse a la mitad, es decir, a 1,1 millones”, además de contribuir “a la reactivación económica de Castellón ante la crisis del coronavirus redundando en la generación de empleo”, subrayó.

Estrategia de ahorro y eficiencia energética

La actuación forma parte de la estrategia de ahorro y eficiencia energética que mantiene el Ayuntamiento de Castelló, con el objetivo de conseguir un consumo racional de las instalaciones a través de la disminución de la potencia instalada y adaptando los niveles de iluminación mediante la sustitución de elementos existentes por otros de mayor eficiencia.

En ese contexto, el proyecto actual se complementará con otro ya aprobado a principios de diciembre, dotado con cerca de un millón de euros a cargo de una operación de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), consistente en la sustitución de otros 1.400 puntos del alumbrado público situados en varios tramos de las rondas de circulación y avenidas de la ciudad.

Ambas actuaciones implican la renovación de más del 92% del alumbrado público de la ciudad, situando a Castellón entre las capitales pioneras a nivel estatal en este tipo de proyectos, como así se evidenció tanto en la Cumbre del Clima de Madrid COP25 en la que participó la alcaldesa, como en el Foro de Ciudades Atractivas para la Inversión Invest in Cities, donde fue una de las propuestas relevantes.