Murcia apuesta por el cambio de iluminación y dejará de emitir casi 700.000 kilos de CO2 a la atmósfera

0
30

La instalación en pasado año de casi 5.000 nuevos puntos de luz de bajo consumo en la ciudad de Murcia y pedanías, ha permitido una reducción de potencia de 476 Kw y un ahorro de energía de 1.475.000 Kwh. Las actuaciones han supuesto, asimismo, una reducción de 690.000 kilos de CO2 a la atmósfera y un ahorro económico de 206.587 euros.

Estos trabajos que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de la localidad están enmarcados dentro de la estrategia de Smart City en el área de Eficiencia Energética, dentro de las actuaciones del Servicio de Mantenimiento de Alumbrado Público para modernizar las luminarias existentes, «pensando en la seguridad de nuestros vecinos, para lo que es preciso dotar nuestras arterias de una mejor y mayor iluminación que facilite la circulación, tanto a los viandantes como los conductores», ha indicado el Concejal de Desarrollo Urbano y Modernización de la Administración, José Guillén, y con el propósito de que el nuevo alumbrado «contribuye a la mejora del medio ambiente».

Las renovaciones se han llevado a cabo en: Llano de Brujas, Cañadas de San Pedro, Alquerías, El Esparragal, Santa Cruz, Casillas, Monteagudo, Torreagüera, Beniaján, Los Dolores, Los Garres, La Albatalía, Sangonera la Verde, Corvera, Carrascoy La Murta, Cañada Hermosa, Algezares, El Palmar, Los Dolores, Aljucer, La Arboleja, Cabezo de Torres, Puente Tocinos, Guadalupe, Los Ramos, Rincón de Seca, La Raya, Espinardo, Jerónimo y Avileses, Valladolises, Sangonera la Seca, así como el casco urbano de Murcia.

Nuevos puntos
Las actuaciones continúan este año con la sustitución de las luminarias por otras de ultra bajo consumo de última generación en la calle Pintor Sobejano. En concreto, se está renovando esta arteria del Plano de San Francisco, en la entrada a Murcia, con la instalación de 42 puntos de luz de tecnología LED, que pasarán de tener una potencia total de 11.550 W a 3.150 W, lo que significa una reducción de la potencia instalada de 8.400 W, un ahorro económico de 3.700 euros al año y la reducción de emisiones de 13 toneladas de CO2 a la atmósfera.