LEDVANCE contribuye a mejorar la eficiencia energética de una de las zonas comerciales bajo techo más grande de Europa

0
5

LEDVANCE, uno de los principales proveedores a nivel mundial de iluminación general para profesionales y consumidores finales, ha contribuido a mejorar la iluminación y eficiencia energética de uno de los centros neurálgicos de la ciudad de Utrecht, en los Países Bajos, el garaje del centro comercial Hoog Catharijne.

Se trata de uno las zonas comerciales bajo techo más grandes de Europa con 180 tiendas en su interior y un amplio parking que da servicio a los clientes del establecimiento.
El objetivo último del proyecto ha sido optimizar la iluminación del parking, mejorar su eficiencia energética y ofrecer la imagen moderna y actual que caracteriza a toda la galería comercial, para lo que se han utilizado tubos OSRAM SubstiTUBE T8 Connected G2 que, combinados con la nueva generación de sensores Connected de LEDVANCE, han permitido una gestión profesional de la luz inalámbrica del aparcamiento sin programación o cableado. El proyecto se ha realizado a petición de BAM Bouw en Techniek y en colaboración con LichtService Nederland BV.

“Elegimos para el proyecto tubos OSRAM SubstiTUBE T8 Connected G2 y sensores LEDVANCE por la facilidad de instalación, la eficiencia energética, los bajos costes de mantenimiento y su facilidad de reemplazo», explica Hans Smit de LichtService Nederland BV.

A prueba de humedad y control inalámbrico

La instalación de iluminación convencional con sensores de movimiento en parkings suele ser un trabajo complicado y con elevados costes. La principal razón es que deben colocarse los cables para el sistema DALI y, generalmente, no existen conductos para el cableado. De ahí el acierto de utilizar para este proyecto OSRAM SubstiTUBE T8 Tubos LED LEDVANCE, a prueba de humedad y control inalámbrico a través de sensores LEDVANCE y tecnología Zigbee.

Sin necesidad de programar o volver a cablear, los tubos LED SubstiTUBE T8 de LEDVANCE ofrecen un ahorro energético de hasta el 60% en comparación con las lámparas fluorescentes convencionales. El color blanco neutro de 4000K facilita la visibilidad y da mayor seguridad en la conducción a los usuarios.

Además, el control por zonas, la detección de presencia y la regulación en función de la luz natural son otra fuente de ahorro energético. Con la instalación de sensores en varias entradas y salidas del garaje los tubos se encienden automáticamente de manera sincronizada si algún usuario accede al aparcamiento, y la luz se regula en función de la hora del día sin necesidad de que esté las 24 horas del día al 100% de su intensidad.