La producción de pellet de madera se afianza

0
25

Según el Informe Estadístico Anual que acaba de publicar AVEBIOM (Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa), la producción de pellet de madera en España alcanzó el pasado año un volumen que batió récords, con 714.000 toneladas, un 20% más que en 2018. Frente a las 29 fábricas que operaban en nuestro país en 2010, que produjeron 150.000 toneladas de pellet destinadas principalmente al mercado exterior, en 2019 se encontraban en funcionamiento en el territorio nacional un total de 82 factorías, cuya producción fue a parar al mercado interior.

De esta producción, el 77% se destina a uso doméstico, siendo los sacos de 15 kilogramos la forma más común de consumo en el mercado interno. Hay fábricas en 16 de las 17 comunidades autónomas, lo que ha generado miles de nuevos empleos estables en el medio rural.

Castilla y León, a la cabeza

Castilla y León es el máximo productor de pellet de España. En 2019, la capacidad de producción de las 13 fábricas de pellets en Castilla y León se situó en 456.600 toneladas. La producción real fue de 222.513 toneladas, el 36% del total fabricado en España, lo que la convierte en la comunidad autónoma que más pellet produce. Las fábricas de la región aumentaron el año pasado su producción un 26% con respecto a 2018.

En cuanto a Cataluña aparece en el informe como la comunidad que mayor rendimiento obtiene de sus fábricas de pellet. En 2019, la capacidad de producción de las siete fábricas de pellets catalanas aumentó un 22% respecto a 2018 y alcanzó las 180.000 toneladas. La producción real fue de 96.830 toneladas, el 15% del total fabricado en España, y supone un aprovechamiento de la capacidad teórica superior al 50%.

La comunidad de Galicia produce el 14% de los pellets de España en tan solo seis fábricas. La capacidad de producción de las plantas gallegas es de 170.800 toneladas. La producción de sus seis fábricas se mantiene estable en el último trienio y en 2019 fue de 86.284 toneladas, el 14% del total fabricado en España.

En cuanto a Andalucía, duplicó su producción de pellet en dos años y llega a las 54.000 toneladas un 9% del total fabricado en España. Su capacidad de producción considerando las 13 fábricas de pellets en activo, se sitúa en 220.400 toneladas.

También consolida sus plantas la Comunidad de Castilla-La Mancha, que aumenta la producción de pellet en el último trienio, según los datos del informe. En 2019, la capacidad de producción de las fábricas en esta comunidad se situó en 187.000 toneladas. La comunidad autónoma mantiene 10 plantas en activo desde 2017 con una producción en aumento que, en 2019, fue de 55.899 toneladas, el 9% del total fabricado en España y un 21 % más que en 2018.

Por último, Euskadi produjo el 7% de los pellets en España. La capacidad de producción de las cuatro fábricas de pellets en 2019 se situó en 115.200 toneladas. Su producción alcanzó las 50.300 toneladas, el 7 % del total.

Castilla y León encabeza las comunidades con mayor producción, alcanzando las casi 223.000 toneladas

Otra característica del mercado español es que los consumidores demandan el sello ENplus®, el certificado de calidad más reconocido en el ámbito internacional. El 82% del pellet que se fabricó en 2019 se certificó bajo este sello.

Aumento de las importaciones

Además de ser año récord en términos de producción, 2019 también lo ha sido en volumen importado desde Portugal, según los datos que se recogen en el informe de la patronal del sector. Un exceso de producción en el país vecino, provocado por una menor demanda del mercado británico, ha facilitado la entrada en España de 160.000 toneladas de pellet.

Este aumento de la importación, unido al suave otoño en España, ha provocado que los almacenes de fabricantes y distribuidores españoles estuvieran llenos y que las plantas no hayan dudado en ajustar el ritmo de fabricación para adaptarse a la demanda actual, indica Avebiom.

Durante este año, a causa de la Covid-19, el aumento del consumo se quedará en el 2%

Por otro lado, a causa del COVID-19 se ha ralentizado la instalación de nuevas calderas y estufas de pellets, por lo que se espera que el aumento del consumo en España durante 2020 se quede en el 2%, cuando la tendencia del crecimiento medio del consumo de pellet en España en los últimos tres años fue del 12%.

Previsiones para 2022

No obstante, las expectativas para la producción de pellet de madera en España en 2022 son mucho más optimistas que para 2020, con una cifra que se acercará a las 900.000 toneladas. A pesar del anormal desplome de los precios del petróleo, se espera una serie de medidas legislativas desde el Gobierno de España para impulsar el uso de las energías renovables en los próximos años.