Alcoy apuesta por el autoconsumo fotovoltaico en sus edificios municipales

0
6

El Ayuntamiento de Alcoy ha realizado una nueva instalación fotovoltaica para autoconsumo, es la décima realizada en los últimos años, y se enmarca dentro de los retos asumidos dentro del Plan Director para la implantación de la Smart City en la ciudad, en este caso se sitúa en el Complejo Deportivo Municipal Eduardo Latorre, un gran consumidor energético debido fundamentalmente a sus instalaciones climatizadas.

Se han implementado un total de 194 paneles fotovoltaicos, para alcanzar una potencia de 60 kW, esto permitirá reducir el consumo en más de un 50% durante las horas de sol, además reduciendo de forma significativa las emisiones de CO2. La inversión total ha sido de 43.459,57 euros.

Cabe destacar que con la incorporación de dicha instalación se han alcanzado los 230 kW de potencia instalada en edificios municipales, lo que suponen 420 Mwh (megavatios por hora), que permite suministrar la energía, necesaria para todo un año equivalente al consumo de 140 familias. Antes de esta actuación la ciudad producía 350 Mwh.

El nuevo marco regulatorio aprobado recientemente, que entre otros aspectos ha eliminado el denominado impuesto al sol, hace que este tipo de actuaciones sean rápidamente amortizables, por lo que son también muy interesantes desde el punto de vista del ahorro económico.

Recordamos que el ayuntamiento de Alcoy ha realizado durante la pasada legislatura 8 instalaciones solares fotovoltaicas en distintos puntos de la ciudad para el suministro eléctrico de colegios, oficinas e instalaciones deportivas.

La implantación de estos sistemas se enmarca, en la hoja de ruta de la Smart City que suministran energía limpia y renovable a distintos edificios e instalaciones municipales, es un aliciente más para seguir apostando por nuestro proyecto que pretende hacer una ciudad más sostenible, reduciendo la contaminación y las emisiones de CO2”, explica el concejal de Ciudad Inteligente, Toni Francés.

“Con esta actuación contribuimos al desarrollo sostenible, y logramos un doble ahorro económico y medioambiental,ya que este tipo de instalaciones se amortizan a corto plazo, y a partir de ese momento se produce energía sin ningún coste económico ni medioambiental”, resalta Francés.