Powerpaste, un combustible de energía de hidrógeno

0
353

‘POWER PASTE’, que almacena ese hidrógeno en un objeto parecido a una pasta que es fácil de manejar, fue desarrollado por el Instituto de Investigación de Tecnología de Producción y Materiales Aplicados (IFAM) de la Organización de Investigación Fraunhofer en Alemania.

¿Qué es ‘POWER PASTE’ ?

Una de las alternativas de la gasolina y otros combustibles para usar en los automóviles es una celda de combustible de hidrógeno. Pero el inconveniente es que el hidrógeno para pilas de combustible es extremadamente volátil y difícil de almacenar y transportar. Por lo tanto, antes de que la tecnología del hidrógeno se pueda utilizar ampliamente, deben superarse varios obstáculos. Y uno de los más difíciles es el almacenamiento de hidrógeno.

Investigadores ahora han logrado convertir el gas en una pasta de fácil uso. Un equipo del Instituto Fraunhofer de Tecnología de Fabricación y Materiales Avanzados IFAM en Dresde ha desarrollado una pasta que contiene hidrógeno que almacena energía de hidrógeno diez veces la densidad de la batería de litio . El combustible a base de hidrógeno ideal para vehículos pequeños: POWERPASTE, se basa en hidruro de magnesio sólido, lo que facilita su almacenamiento y uso.

La pasta de hidruro de magnesio almacena hidrógeno en forma química a temperatura ambiente y presión atmosférica, que se libera fácilmente a pedido. Y dado que el POWERPASTE comienza a descomponerse solo a temperaturas alrededor de 250 ° C, permanece seguro, incluso cuando el vehículo permanece parado durante horas bajo el sol abrasador. Además, repostar es extremadamente sencillo. En lugar de dirigirse a la estación de servicio, los pasajeros pueden reemplazar un cartucho vacío por uno nuevo y luego volver a llenar el tanque con agua corriente. Esto se puede hacer fácilmente en casa o mientras viaja.

Cómo está formado POWERPASTE

El material de partida de POWERPASTE es el magnesio, uno de los elementos más abundantes y, por tanto, una materia prima fácilmente disponible. El polvo de magnesio se combina con hidrógeno para formar hidruro de magnesio en un proceso a 350 ° C y de cinco a seis veces la presión atmosférica. Luego se agregan un éster y una sal metálica para formar el producto terminado. A bordo del vehículo, la pasta se libera del cartucho mediante un émbolo. Cuando se agrega agua del tanque, la reacción produce gas hidrógeno en una cantidad que puede variar según los requisitos reales de la celda de combustible.

Solo la mitad del hidrógeno proviene del POWERPASTE; el resto proviene del agua agregada. El POWERPASTE tiene una alta densidad de almacenamiento de energía. Los científicos afirman que esto es significativamente más alto que el de un tanque de alta presión de 700 bar y, en comparación con las baterías, tiene diez veces la densidad de almacenamiento de energía. Esto significa que esta composición única tiene una densidad de energía comparable o incluso mejor que la gasolina.

 

Posibles usos

Debido a su alta densidad de almacenamiento de energía, el POWERPASTE es una opción prometedora para vehículos con celda de combustible de hidrógeno que puede aumentar significativamente la autonomía de un vehículo eléctrico alimentado por batería.

Del mismo modo, podría aumentar drásticamente los tiempos de vuelo de los drones de combustible limpios y grandes que pueden volar durante varias horas en lugar de solo 20 minutos. Otro punto positivo es que, a diferencia del hidrógeno gaseoso, no requiere una infraestructura costosa. En lugares donde no hay estaciones de hidrógeno, las estaciones de servicio regulares podrían vender POWERPASTE en cartuchos o botes. POWERPASTE también es económico de transportar, ya que no se utilizan tanques de alta presión costosos ni el uso de hidrógeno líquido extremadamente frío.

Además de proporcionar un alto rango operativo, POWERPASTE tiene otro punto a su favor. A diferencia del hidrógeno gaseoso, no requiere una infraestructura costosa. Esto lo hace ideal para áreas que carecen de dicha infraestructura. En lugares donde no hay estaciones de hidrógeno, las estaciones de servicio regulares podrían vender POWERPASTE en cartuchos o botes.

La pasta es fluida y bombeable. Por lo tanto, puede ser suministrado por una línea de llenado estándar, utilizando equipos relativamente económicos. Inicialmente, las estaciones de servicio podían suministrar cantidades más pequeñas de POWERPASTE (por ejemplo, de un tambor de metal) y luego expandirse en función de la demanda.

Esto requeriría una inversión de capital de varias decenas de miles de euros. A modo de comparación, una estación de servicio para bombear hidrógeno a alta presión cuesta actualmente entre uno y dos millones de euros por cada bomba de combustible. POWERPASTE también es económico de transportar, ya que no se utilizan tanques de alta presión costosos ni el uso de hidrógeno líquido extremadamente frío.

La primera fábrica de POWERPASTE está programada para comenzar a operar en 2021. Inicialmente se producirán allí cuatro toneladas de la crema energética al año. Fuente: avatarenergia.com