Baleares quiere desarrollar las energías renovables: eólica y energía solar fotovoltaica

0
3

El Govern ha planteado, dentro de su Plan de Energías Renovables, un total de 41 actuaciones para que Baleares trabaje por cubrir, a largo plazo, el 100 por cien de sus necesidades eléctricas y, en este sentido, ha detallado que si se utilizase energía solar fotovoltaica se tendría que emplear menos del 2 por ciento del territorio.

La suficiencia energética de las Islas, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y el desarrollo económico sostenible son los objetivos prioritarios de la Consejería de Economía y Competitividad.

Fruto de estas inquietudes, y con la voluntad de fijar las bases de un futuro económica y energéticamente sostenible, la Dirección General de Industria y Energía ha elaborado un Plan de Energías Renovables, que tiene por objeto facilitar la integración de las energías renovables y la eficiencia energética en las Islas Baleares.
Por este motivo, el documento es el punto de partida para identificar y comprobar la viabilidad técnica de cuáles son actualmente las soluciones que pueden llevar a buen término la integración de las energías renovables dentro de la sociedad Balear.
Para el conseller de Economía y Competitividad, Joaquín García, el futuro energético pasa por las renovables: ¿”por qué apostar por las energías renovables? En el ámbito económico porque mejora la balanza de pagos, activamos un sector importante y generador de ocupación y mejoramos nuestra imagen turística. En el ámbito medioambiental porque hemos de avanzar para ser sostenibles y reducir las emisiones de CO2″.
Se analizan también qué actuaciones se tienen que realizar sobre la planificación de las redes de transporte de energía eléctrica y de gas, a fin de que la penetración de las energías renovables no quede bloqueada por motivos técnicos.
El Plan propone modificaciones legislativas, sobre el marco jurídico existente, con el fin de que las instalaciones de energías renovables y las políticas de eficiencia energética no queden bloqueadas por obstáculos administrativos.
Finalmente se contemplan 41 actuaciones sobre las cuales se trabajará para hacer viable el Plan de Energías Renovables, en materia de energías renovables, en movilidad y transporte y en ahorro y eficiencia energética.
Además de acciones de divulgación y concienciación, se proponen modificaciones normativas; la simplificación de trámites administrativos; la Creación de la Mesa de las energías renovables; racionalizar y minimizar los aspectos impositivos y fiscales; promover incentivos fiscales y económicos para edificios de consumo de energía casi nulo y para urbanizaciones sostenibles; y desarrollar un plan sectorial específico del gas natural como modificación del Plan Director Sectorial Energético de las Islas Baleares; entre otros.
El Plan de Energías renovables está abierto a aportaciones de cualquier persona, asociación, entidad o institución, hasta el 15 de enero. Posteriormente, la primera semana de febrero de 2014, se someterá al dictamen del Consejo Asesor de la Energía.
Dependencia energética
Las Islas Baleares tienen una dependencia energética casi total; importamos el 96% de la energía que consumimos. La factura energética se estima en unos 1.000 M€, uno 3 ’8% del PIB de las Islas Baleares.
Un sistema aislado como el nuestro, produce electricidad mucho más cara y medioambientalmente de forma ineficiente. La electricidad en las islas se genera con carbón, gas natural o fuel-oil, y la diferencia de generar esta electricidad en la península o generarla en las islas, supuso un sobrecoste del sistema eléctrico balear de 503 millones de euros en el 2011.
En el 2011 el precio medio de electricidad en el mercado peninsular fue de 51.54 €/Mwh, mientras que aquí fue de 141.45 €/Mwh.
La actual conexión no representa la integración del sistema balear con el peninsular, entre otras cosas, porque tiene una capacidad limitada y no permite que el sistema balear pueda arrancar desde cero, ni tampoco transferir los excedentes de producción a la península.
El hecho de tener que tener operativos grupos de producción no estrictamente necesarios para cubrir nuestra demanda es necesario para la seguridad del suministro. Tener garantía de potencia tiene un coste, el coste de la garantía del suministro.
Para evitar la instalación de nuevas centrales o tener que abrir nuevos grupos de generación de energía eléctrica, con el consecuente incremento de emisiones  y de dependencia energética, la estrategia pasa por aumentar la eficiencia, el ahorro, y sobre todo, por una apuesta clara y decidida por la generación de energía eléctrica con fuentes renovables.
En relación al consumo final de energía del año 2010, desglosado por islas, Mallorca concentra el 80% del consumo energético total, mientras Ibiza y Formentera, con casi un 13%, prácticamente doblan el consumo de Menorca, que supone el 6.7% del total.
Energías renovables
¿Pueden las Islas Baleares ser autosuficientes energéticamente? La respuesta es sí, y pasa por un futuro basado en energías renovables.
Fruto del estudio, se concluye que la estrategia de generación de electricidad con fuentes renovables se tiene que centrar en la Fotovoltaica y la Eólica terrestre.
A día de hoy, las renovables suponen el 3.5% de la potencia total del sistema eléctrico de las Islas Baleares, ahora bien, si consideramos la energía eléctrica producida con fuentes renovables, este porcentaje baja hasta el 2%.
En el conjunto peninsular la participación de la energía eólica y fotovoltaica es del 21%. Si añadimos la hidráulica, el conjunto de las renovables aportan el 28%.
Desde el Gobierno de las Islas Baleares se ha solicitado al estado un Régimen Especial para las Energías Renovables en nuestra comunidad. En caso de que la propuesta llegue a buen puerto, hay que tener los sistemas administrativos preparados con el fin de dar salida en esta nueva posible situación.
A día de hoy, y en materia de renovables, tenemos 78 MW de potencia en instalaciones fotovoltaicas.
La única instalación eólica destacable se la de se Milán, Maó, de 3,2 MW.
Ambas tecnologías son tecnologías maduras. La fotovoltaica es una tecnología madura,  y tiene todavía un importante margen de mejora. El rendimiento de los modelos comerciales habituales es del 16%, pero en modelos experimentales, ya se ha llegado al 40%.
Así también, en las grandes instalaciones, el precio del módulo fotovoltaico ha bajado unas 14 veces en los últimos 25 años, y las previsiones apuntan a que seguirá bajando.
La energía eólica es también una energía madura y su aceptación social, en el caso de la terrestre, va en aumento. Los aerogeneradores son un modelo de sostenibilidad y respeto con el medio ambiente.
La eólica de pequeña potencia y eje vertical tiene una buena oportunidad de penetración en las Islas.
Potencial de la energía solar fotovoltaica
El suelo rústico de las Islas tiene una capacidad potencial para producir casi 20 veces la energía que se consume actualmente en las Islas Baleares.
Para cubrir el 100% de nuestras necesidades eléctricas, con la energía fotovoltaica se tendría que utilizar menos del 2% del territorio.
Este potencial aumenta a medida que evoluciona la tecnología, dado que se crean sistemas con mayores rendimientos.
En suelo urbano, en los tejados de los edificios urbanos de las Islas, se podría generar el 57% de nuestras necesidades de energía eléctrica. Eso quiere decir que, ocupando únicamente el 1. 5% del espacio de todos los tejados de suelo residencial extensivo, se podría generar el equivalente al 50% de la electricidad que se consume en las Islas Baleares.
Potencial de la energía eólica terrestre
Los resultados del estudio indican la existencia de un recurso eólico muy superior a la demanda actual de energía eléctrica. En el conjunto de las Islas Baleares se han determinado 289 zonas potenciales.
En estas zonas se podrían instalar parques eólicos con las características siguientes:
  • Aerogeneradores estándares de 2 MW y 80 m de altura de buje.
  • Ocupación: se considera la distancia entre molinos de 3 veces el diámetro en la dirección perpendicular a la dirección del viento predominante, y de 5 a 8 veces el diámetro en la dirección del viento predominante.
Conclusiones
Las energías renovables son el único camino para mejorar la situación de dependencia energética de las Islas Baleares. Los recursos propios de combustibles fósiles son inexistentes.
Las Islas Baleares podrían llegar, en un futuro inmediato, a una gran penetración de energías renovables si se toman las medidas técnicas, administrativas y políticas adecuadas. Por este motivo se proponen 41 actuaciones en los ámbitos de las energías renovables, en movilidad y transporte, y en ahorro y eficiencia energética.
El territorio de las Islas Baleares tiene capacidad suficiente para ser autosuficiente y sostenible con respecto a la generación eléctrica, teniendo en cuenta también el posible aumento de demanda eléctrica cuando se dé un crecimiento importante en la movilidad eléctrica.
Un futuro sostenible y basado en energías renovables, a día de hoy es factible con las tecnologías maduras existentes. Los únicos handicaps son el almacenaje energético, la mejora de interconexiones y la mejora en la gestión de las redes.
Fuente: Evwind