Brunete apuesta por una red de abastecimiento de energías renovables en los edificios municipales

0
23

El Ayuntamiento de Brunete ha presentado un proyecto, denominado ‘Brunete District Heating’, para implantar una red de abastecimiento de energías renovables en los edificios municipales y con el que pretende ahorrar en más de un 90 por ciento la factura de la calefacción y agua caliente sanitaria.

El proyecto, en el han participado ingenieros del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid, supone también una “gran ventaja medioambiental” al reducir “en más de 1.500 toneladas de dióxido de carbono (CO2)” a la atmósfera, por la sustitución de las energías fósiles por las renovables.

En cifras, la reducción del consumo de energía fósil final será del 93,8 % y la reducción de CO2 será del 93,7% frente a las emisiones actuales, según datos del proyecto.

El alcalde de la localidad, Borja Gutiérrez, ha afirmado que esta iniciativa es el “proyecto de presente y futuro más importante para el municipio en los próximos años”, destaca el Ayuntamiento en un comunicado.

“Queremos un municipio aún más ecológico, menos dependiente energéticamente y más comprometido con esta era de imprescindible transición de las energías fósiles a las renovables”, añade el regidor.

La creación de la red supondrá una inversión de más de 2 millones de euros que, según han indicado a Efe fuentes del Ayuntamiento, serían financiados con posibles ayudas de otras administraciones y fondos del Consistorio. El objetivo es que esté en marcha el proyecto en 2019.

En sus primeras fases, serviría para que todos los edificios públicos pasen a tener sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria a través de esa red, que sería alimentada por una central térmica que se abastecería de biomasa y energía solar.

Desde esta central partiría la red de tuberías que suministrarían calefacción y agua caliente a los distintos edificios públicos.

El proyecto supone además la creación de tres puestos de trabajo y un mejor medio ambiente urbano, ya que gran parte de la biomasa procederá de las podas leñosas locales.

Además, ‘Brunete District Heating’ supondrá un importante ahorro para las arcas municipales al reducirse el 93,8 % la dependencia actual de las energías fósiles.

El objetivo, en una tercera fase, es que las viviendas de los vecinos también puedan engancharse a esta red de energías renovables, reduciéndose aún más las emisiones contaminantes.