Publicado el decreto por el que se modifica el Código Técnico de la Edificación para mejorar la eficiencia energética de edificios

0
42

Ya ha visto la luz el Real Decreto 732/2019, aprobado por el Consejo de Ministros del 20 de diciembre, por el que se modifica el Código Técnico de la Edificación (CTE) que fue aprobado mediante el Real Decreto 314/2006, de 16 de marzo.

Publicado por el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 27 de diciembre, el nuevo texto reglamentario adapta el CTE a nuevas exigencias que mejorarán las prestaciones de los edificios tanto en relación a la eficiencia energética, como a la salud, el confort y la seguridad de los usuarios. El decreto se ha aprobado después de ser sometido a un intenso proceso de audiencia e información pública, con una importante participación de los sectores afectados, informa el IDAE.

El nuevo real decreto realiza una actualización de las normas técnicas mencionadas en los distintos Documentos básicos que conforman el Código Técnico de la Edificación. Entre éstos, cabe destacar el ‘Documento Básico de Ahorro de Energía (DBHE)‘, que se alinea con las recientes iniciativas legislativas tanto nacionales como europeas encaminadas al ahorro de energía en los distintos sectores y el fomento de las energías procedentes de fuentes renovables. De esta forma, los edificios nuevos que se realicen a partir de la entrada en vigor del nuevo reglamento tendrán una alta eficiencia energética, lo que, sumado a la mayor contribución de energía procedente de fuentes renovables, supondrá una reducción del consumo de energía primaria no renovable, respecto a los actuales, de en torno a un 40% de media.

Envolvente térmica y tecnologías eficientes
Con el nuevo DB-HE se mejorará la calidad de las envolventes térmicas de los edificios y se fomentará el uso de las tecnologías más eficientes y sostenibles para su acondicionamiento, lo que permitirá alcanzar unas condiciones adecuadas de confort con el mínimo gasto energético.

El documento revisa y actualiza las exigencias reglamentarias de eficiencia energética de los edificios en cumplimiento de lo establecido por la Directiva 2010/31/UE, que establece la obligación de realizar esta revisión periódicamente. En este sentido, la revisión de las exigencias en materia de ahorro de energía y de incorporación de energía procedente de fuentes renovables en el sector de la edificación resulta además imprescindible para el progresivo avance hacia una economía baja en carbono competitiva en 2050, objetivo con los que se ha comprometido España a través de acuerdos internacionales en las últimas Cumbres del Clima.