La Diputación de Jaén inicia las obras de mejora energética y puesta a punto de 35 depuradoras en 28 municipios

0
16

La Diputación de Jaén ha comenzado las actuaciones destinadas a la optimización energética y puesta en marcha de 35 estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) de 28 municipios en las comarcas de Sierra de Segura, Sierra Mágina y Sierra de Cazorla. Se trata de una intervención dotada con una inversión total de 3,8 millones, de los cuales 2,9 millones se acogen a la convocatoria de proyectos singulares en entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono, enmarcada en el programa operativo Feder de crecimiento sostenible 2014-2020. A estos se suman 900.000 euros aportados por la Diputación para hacer frente a otras necesidades detectadas en estas infraestructuras de cara a su puesta en funcionamiento.

“Se trata de actuaciones que acreditan el compromiso de la Administración provincial con los ayuntamientos y con nuestro entorno natural, ya que de manera clara van a mejorar la eficiencia energética en estas instalaciones, con repercusión en las emisiones de CO2 y un ahorro para los ayuntamientos”, explica el diputado de Servicios Municipales, José Luis Hidalgo.

En el caso de la Sierra de Segura, se va trabajar en 15 depuradoras. Para ello, se invertirán 893.000 euros en materia energética y medio millón adicional para su puesta a punto. En total, 1,4 millones de euros para intervenciones en equipamientos ubicados en los municipios de Arroyo del Ojanco, Beas de Segura, Benatae, Génave, Hornos de Segura, Orcera, Santiago-Pontones, Segura de la Sierra, Siles y Torres de Albanchez.

Por otra parte, se actuará en 9 municipios de Sierra Mágina, con una inversión de 893.000 euros para eficiencia energética, a los que se sumarán otros 225.000 euros para actuaciones adicionales. En total, más de 1,1 millones de euros para poner en funcionamiento estas EDAR en Bedmar y Garcíez, Bélmez de la Moraleda, Cambil, Cárcheles, Huelma, Jódar, Pegalajar, Torres y Jimena.

También intervendrá en 9 localidades en la comarca de la Sierra de Cazorla, con un presupuesto total de algo más de un millón de euros: 856.000 euros para mejoras energéticas y 183.000 adicionales para otro tipo de actuaciones. Se trata de una intervención que llegará a las localidades de Cazorla, Chilluévar, Hinojares, Larva, La Iruela, Peal de Becerro, Pozo Alcón, Quesada y Santo Tomé.

Con el objetivo de mejorar el consumo energético de estas instalaciones se van a sustituir la mayor parte de los equipos electromecánicos existentes por otros de mayor eficiencia. Además, se van a instalar en la mayoría de estos equipamientos paneles fotovoltaicos que van a generar ahorros en los costes de suministro eléctrico. En este tipo de instalaciones, el consumo energético supone un alto porcentaje del gasto de explotación.

A estas, se sumarán otras intervenciones dirigidas a solucionar algunas carencias detectadas que impedirían el funcionamiento correcto de las estaciones. Se trata principalmente de actuaciones en materia de obra civil o sustitución de elementos y piezas deterioradas.