REE apuesta por garantizar la continuidad del suministro eléctrico ante la crisis del coronavirus

0
36

Red Eléctrica de España (REE) ha emitido un comunicado en el que asegura garantizar el «desarrollo normal de sus funciones como operador y transportista del sistema eléctrico español ante la expansión del coronavirus en nuestro país». Fruto de ese compromiso es el paquete de medidas que ha puesto en marcha para proteger la salud de sus empleados, con el foco puesto en los profesionales que operan los centros de control eléctrico, instalaciones críticas para la seguridad del suministro eléctrico.

Así pues, la compañía garantiza este servicio a través de sus dos centros de control eléctrico autónomos y operados por equipos independientes, además de un tercero que, informan, han decidido implantar como medida adicional y que también operará con plena autonomía. En el comunicado, REE asegura que «para reforzar la seguridad de su personal», han restringido desde la semana pasada el acceso de personas ajenas a los equipos a estos centros.

A eso se suma que, en relación con la red de transporte, la empresa ha adoptado de prevención respecto a los equipos que operan el Centro de Supervisión de Telecomunicaciones y el Centro de Mantenimiento de Instalaciones, así como con los profesionales que forman parte de los retenes previstos para atender posibles incidencias en la red.

Medidas preventivas

Paras la plantilla global de Red Eléctrica, la compañía ha desplegado una serie de medidas preventivas para salvaguardar la salud «en aplicación de los protocolos de actuación que la compañía tiene previstos y que han sido implementados desde el primer momento», advierten. Así, ante las actuaciones excepcionales adoptadas en las zonas más afectadas por la expansión del virus, como en el caso del cierre de centros educativos en las regiones de Madrid, País Vasco y La Rioja, la empresa ha facilitado el trabajo online a los empleados afectados, facilitando para el resto la flexibilización de los horarios de trabajo.

Siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, la empresa ha desplegado equipos de higiene -geles hidroalcohólicos- en todos los puestos de trabajo, ha cancelado formaciones y reuniones presenciales multitudinarias y ha restringido los viajes de trabajo tanto dentro de España como a nivel internacional.

El mensaje que lanzan es de tranquilidad, ya que reiteran que «Red Eléctrica de España opera con total normalidad y trabaja para seguir garantizando la continuidad y seguridad del suministro eléctrico en nuestro país».