El valor que aporta la biomasa al sistema eléctrico, entre las reclamaciones de Avebiom

0
22

Tras la aprobación del Real Decreto-ley 23/2020 con medidas para impulsar la transición energética hacia un sistema eléctrico 100% renovable y favorecer la reactivación económica en línea con el Pacto Verde Europeo, la Asociación Española de Biomasa (Avebiom) espera que se reconozca el valor que aportan las plantas de biomasa al sistema eléctrico. Aunque para Javier Díaz el RDL es “un importante paso en la dirección correcta hacia una economía más sostenible”, puntualiza que, “su eficacia para alcanzar los objetivos que plantea dependerá del desarrollo normativo posterior”.

En cuanto al objetivo de la norma de asegurar que los permisos de acceso a la red se conceden a proyectos viables y sólidos y evitar así la especulación, Díaz reconoce que “la implementación de mecanismos para intentar ‘desatascar el tapón’ de acceso a la red creado por la avalancha de solicitudes de promotores no finalistas de proyectos fotovoltaicos era necesaria y tendrá un efecto positivo al dejar paso a propuestas reales de generación renovable”.

Subastas más justas para la biomasa

En relación al nuevo sistema de subastas, que simplificará y agilizará la tramitación de los proyectos y la infraestructura eléctrica asociada, eliminando barreras para su puesta en marcha, también merece una valoración positiva por parte de Emilio López, consejero delegado de ENSO Global Energy Solutions (antigua Gestamp Biomass). “El RDL sienta las bases para una subasta más justa que debería reconocer el valor que las plantas de biomasa pueden aportar al sistema eléctrico, como la gestionabilidad y la garantía de potencia firme”, indica.

Además de sus ventajas operativas, López recuerda que la generación eléctrica con biomasa puede contribuir a la recuperación económica al proveer tecnología e industria nacional para la construcción de las centrales y generar empleo en su construcción, explotación posterior y en el suministro de biocombustible.

Nuevos modelos de negocio

Avebiom señala también los nuevos modelos de negocio que regula la norma, como el almacenamiento, que permitirá gestionar y optimizar la energía generada en las nuevas plantas renovables; y la hibridación, que posibilita combinar diversas tecnologías en una misma instalación.

Otros modelos que se pretenden fomentar son el agregador independiente, que combina la demanda de varios consumidores de electricidad o la de varios generadores para participar en distintos segmentos del mercado; y la comunidad de energía renovable, que permite a ciudadanos y autoridades locales ser socios de proyectos de energías renovables en sus localidades.

Por último, Javier Díaz resume los puntos cuya dirección de desarrollo, a su juicio, será clave para lograr el objetivo de un sistema energético 100% renovable a 2050.

  • Visibilidad a medio plazo del volumen de nueva capacidad a subastar; “resulta imprescindible para que el tejido industrial nacional pueda dimensionarse y participar de manera eficaz en la cadena de suministro”.
  • Definición adecuada de los parámetros de ponderación; “así se conseguirá el efecto de distribución territorial que apoye una transición energética justa”.
  • Regulación de las nuevos modelos de negocio o figuras de mercado que se crean con este RDL: agregador independiente, almacenamiento y comunidad renovable.