El beneficio de Endesa cae cerca de un 6% por las medidas regulatorias en España y Latinoamérica

0
5

Endesa obtuvo un beneficio neto de 448 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone una reducción del 5,9% respecto al obtenido en el mismo período del año anterior, según ha informado este miércoles la compañía.

La firma ha achacado este descenso a las medidas regulatoriasimplantadas en España y a la devaluación de las monedas en Latinoamérica, lo que provocó que el resultado neto del negocio en esta zona se redujera en 40 millones de euros, hasta situarse en 98 millones de euros, un 29% menos.

La eléctrica ha explicado además que las medidas regulatorias aprobadas desde 2012 tuvieron un impacto negativo de 390 millones de euros en el resultado bruto de explotación (Ebitda) del primer trimestre, de los que 117 millones de euros correspondieron a medidas aprobadas en 2013 que no afectaron al primer trimestre del año pasado.

Endesa ha precisado que esos 390 millones de euros se suman a los 1.329 millones de euros que la compañía ha registrado como efecto de todas las medidas tomadas por el Gobierno desde 2012.

Esta circunstancia y los menores gastos provocados por la menor producción térmica y la mayor producción hidráulica permitieron que el Ebitda del negocio de España y Portugal se situase en 953 millones, en línea con el del primer trimestre de 2013.

En el caso de Latinoamérica, el buen comportamiento del negocio quedó deslucido por la fuerte devaluación de las monedas de los países de la región donde opera Endesa, el fuerte incremento de los costes de distribución en Argentina y la caída del resultado de generación en Chile, por la sequía y la parada de la central Bocamina II.

Endesa, que tiene en su balance derechos de cobro de 1.818 millones de euros por la financiación del déficit de tarifa, registró una deuda financiera de 4.395 millones a cierre del primer trimestre, tras incrementar esta partida en apenas 58 millones.

Generación Eléctrica

Por otro lado, la generación de electricidad de Endesa en el primer trimestre de 2014 alcanzó los 29.191 gigavatios hora (GWh), un 7,7% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que las ventas de electricidad se situaron en 40.146 GWh, un 1,3% más.

Los descensos de la producción se deben, fundamentalmente, a la evolución negativa de la demanda eléctrica en el negocio de España y Portugal, agravada por la mayor aportación de energía eólica e hidráulica al sistema. En Latinoamérica, se ha producido una disminución importante de la generación eléctrica en Chile y Argentina.

Fuente. el mundo