El secretario de Estado de Energía confía en que Garoña «seguirá funcionando»

0
3

El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, señaló en la Comisión de Industria del Senado que «no es preciso reactivar el plan de reindustrialización porque la central seguirá operando», tras una pregunta del senador socialista Ander Gil. La respuesta incrementó el malestar de los socialistas, pues confirma que en los planes del Ejecutivo de Rajoy «ni se incluye, ni se incluirá», un plan para el área de influencia de la planta, según informaron en una nota de prensa desde el PSOE.

Una contestación, para los socialistas, «naceptable», puesto que, según recordó Gil en su intervención, Mariano Rajoy se comprometió a mantener la central y el plan alternativo. Sin embargo, el escenario actual es de «total incertidumbre» en relación a qué sucederá con la actividad de esta planta «a raíz del chantaje de las nucleares al Gobierno».

«Garoña permanece inactiva a la espera de un informe del Consejo de Seguridad Nuclear que puede demorarse más de un año y la zona sigue sin recibir ningún tipo de ayuda y es muy probable que ustedes concluyan la legislatura con la central sin actividad», explicó el socialista. «A día hoy, los pueblos que se encuentran en su entorno no tienen el futuro asegurado y se debe a su indecisión, y a su forma de gobernar vía decreto cuando las cosas no salen como ustedes quiere», manifestó.

Además, el senador apuntó que la gestión del PP en relación a la planta nuclear ha sido «rocambolesca» y ha dicho que, en 2012, las empresas adjudicatarias, Endesa e Iberdrola, renunciaron a solicitar la renovación de la actividad alegando «incertidumbre regulatoria», de manera que la central deja de operar en diciembre de ese año.

«Ante semejante descalabro del Gobierno, la única salida que se le ocurrió fue sacar adelante el proyecto de Ley de Medidas fiscales para la sostenibilidad energética, introduciendo una enmienda que eximía a las eléctricas del pago del impuesto sobre la producción de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos», afirmó el socialista, que insistió en que «el Ejecutivo central regala más de 150 millones a las eléctricas para que puedan mantener abierta la central nuclear de Garoña».

Fuente: elnortedecastilla