Abierta la convocatoria para completar la red pública de recarga rápida para vehículos eléctricos de Cataluña

0
11

Con una línea de financiación dotada con 864.750 euros y dirigida a corporaciones y entidades locales, el Departamento de Empresa y Conocimiento, a través del Instituto Catalán de Energía (ICAEN), pone en marcha la última convocatoria de subvenciones para completar la red pública de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos.

La iniciativa se enmarca dentro del Plan Estratégico para el despliegue de infraestructuras de recarga para el vehículo eléctrico en Cataluña 2016-2019 (PIRVEC), que tiene por objetivo tener disponible, en un radio máximo de 30 km, una estación de recarga de estos vehículos. Una estación que permita cargar un vehículo para facilitarle hasta 120 kilómetros de autonomía en menos de media hora.

Por ese motivo, podrán acceder a estos incentivos los ayuntamientos y corporaciones municipales de aquellas comarcas que tienen como máximo una estación de recarga rápida operativa y en servicio. Además, las nuevas estaciones habrán de ser interoperables, permitiendo el acceso de cualquier usuario con la identificación de otro municipio que tenga puntos de recarga impulsados por la Generalitat.

Más de un centenar de estaciones como objetivo

Esta convocatoria de subvenciones permitirá aumentar en más de cien estaciones la red pública de recarga rápida de Cataluña. Hasta el momento, la Generalitat ha invertido 2,3 millones de euros en el PIRVEC, tanto en la instalación de puntos de recarga como en otras medidas afines, como la puesta en servicio de un visor de puntos de recarga en tiempo real, que permite ubicar sobre el mapa las estaciones y saber si están disponibles, o la creación de la Alianza de municipios para la interoperabilidad de las estaciones públicas de recarga, con lo que se busca ampliar la interoperabilidad a todos aquellos municipios que dispongan de puntos de recarga pública para facilitar la movilidad plena por todo el territorio a los vehículos eléctricos.

Con esta medida, se pretende que impulsar la movilidad eléctrica en Cataluña, algo que se traducirá en beneficios medio ambientales, con una menor contaminación atmosférica y una reducción de la dependencia de los combustibles fósiles.

Con todo, el vehículo eléctrico se convierte en un elemento esencial en la transición energética, ya que no sólo responde un nuevo modelo más limpio, sino que también contribuye al almacenamiento de energía, con lo que contribuye a la mayor potenciación de las renovables. En suma, el vehículo eléctrico otorga al ciudadano la capacidad de moverse de forma más limpia y, adicionalmente, le permite almacenar y gestionar aquella energía que genere en instalaciones de autoconsumo.