Las proteínas vegetales tienen potencial para sustituir a materias primas derivadas del petróleo

0
18
After the rapeseed has been de-oiled, protein-rich residues remain (rapeseed meal and press cake).

El proyecto TeFuProt pretende obtener proteínas para aplicaciones industriales a partir de residuos agrícolas.

Potenciando la tecnología

Equipos de investigación del Instituto Fraunhofer quieren potenciar las propiedades tecnológicas de las proteínas vegetales para aplicaciones industriales. El objetivo del proyecto TeFuProt es abandonar el petróleo y usar más las materias primas renovables.

Aunque las proteínas de origen vegetal desempeñaban un papel fundamental en la industria química hace cien años, como agente aglutinante o adhesivo, por ejemplo, su uso ha disminuido desde el auge de la industria petroquímica.

El proyecto TeFuProt pretende obtener proteínas para aplicaciones industriales a partir de residuos agrícolas. El objetivo de este enfoque de la bioeconomía es contrarrestar la escasez y el aumento de precio a largo plazo de las materias primas fósiles y usar materias primas renovables como alternativa al petróleo.

La colza como fuente de proteínas

La transformación de materias primas agrícolas como la colza da lugar a grandes cantidades de proteínas. Estas proteínas son un subproducto de la recuperación del aceite de colza, un proceso que extrae el aceite de la semilla.

“Hasta ahora, este residuo se ha usado principalmente como alimento en la ganadería. Pero este uso es limitado” comenta Andreas Fetzer, científico del Instituto Fraunhofer.

Debido a sus propiedades funcionales, como la capacidad de formar espumas, geles y películas, y su capacidad de retener agua, las fracciones proteicas de la torta de colza tienen un enorme potencial para una amplia gama de aplicaciones técnicas. Son ideales como aditivos para pinturas, barnices, adhesivos, lubricantes, materiales de construcción, detergentes y polímeros.

“Las proteínas vegetales están abriendo la puerta al desarrollo de productos novedosos, sostenibles y de base biológica con propiedades mejoradas. Esto también reduce nuestra dependencia de los recursos fósiles e impulsa una producción respetuosa con el clima.” agrega Andreas Fetzer.

Investigación y trabajo en equipo

Los investigadores del Instituto Fraunhofer de Ingeniería de Procesos y Envases IVV se encargaron de investigar cómo aislar las proteínas de la harina de colza y de la torta de colza y de desarrollar los procesos necesarios.

También se encargaron de la modificación y preformulación de las proteínas de manera que pudieran entregarse en forma de polvos secos, bien en solución líquida.

También se analizaron las propiedades tecnofuncionales, como la solubilidad, el comportamiento espumante y emulsionante, así como las propiedades de formación de películas. Fuente: ecoinventos.com