MorphoColour: innovadores módulos fotovoltaicos de distintos colores

0
18

El Instituto Fraunhofer está desarrollando nuevos módulos fotovoltaicos teniendo en cuenta la estética.

Foto: ise.fraunhofer.de

Mejora en la estética

Los sistemas fotovoltaicos y térmicos solares son estéticamente mejorables para la instalación en edificios y viviendas. Sin embargo, los nuevos módulos de colores que se están desarrollando en el Instituto Fraunhofer pueden cambiar esta perspectiva.

La nueva técnica usada en el instituto alemán permite que los módulos tengan un color homogéneo y uniforme. Puede ser posible diseñar el color del módulo solar personalizado para cada edificio en el que se instalará. Estos coloridos módulos serán exhibidos en la próxima feria BAU.

La apariencia de los paneles solares en los tejados ha evolucionado con los avances en la tecnología, y los paneles solares modernos tienen un diseño elegante para minimizar su impacto.

Los paneles solares se hacen insertando muchas (60+) células solares entre una lámina frontal de vidrio y una lámina posterior de polímero laminado. Como hay espacios entre las células solares, todavía se puede ver una parte de la lámina trasera desde el frontal. El color de la lámina posterior es tradicionalmente blanco, que sobresale contra las células solares oscuras. El diseño de los paneles solares puede variar según la marca y el modelo. Además del tipo de células del panel, la lámina posterior, el marco y la presencia de “barras colectoras”, pueden afectar la estética final de los paneles instalados. Las barras colectoras son tiras delgadas que se sueldan a las células solares para recoger la electricidad que generan las células.

Atractivos y coloridos

A pesar de estos avances, el “aspecto” de los módulos fotovoltaicos todavía no es una característica de diseño popular entre los propietarios de edificios y los arquitectos. Especialmente cuando se trata de fachadas, que son más visibles que los tejados. Pero también es importante usar las fachadas para generar electricidad limpia en nuestras ciudades.

Fuente: Ecoinventos

Investigadores del Instituto Fraunhofer de Sistemas de Energía Solar ISE en Friburgo han desarrollado módulos visualmente atractivos y coloridos.

Los coloridos componentes se pueden fabricar en el color deseado e integrados casi de forma invisible en fachadas o tejados. Incluso pueden dar el toque final a edificios modernos con una fachada de muro cortina ventilada.

El dr. Thomas Kroyer, jefe del grupo de tecnologías y sistemas de revestimineto informa: “La idea central de este desarrollo no era colorear el vidrio protector de los módulos con pigmentos, sino imitar el efecto físico de las alas de mariposa. Si el vidrio se recubriera con pigmentos, los módulos perderían una mayor parte de su eficiencia porque la luz ya no podría penetrar sin obstáculos.”

Aproximadamente el 93% de la luz solar puede penetrar en la textura especial de la superficie.

Inspiración en la mariposa Morpho

El ala brillante e iridiscente de la mariposa morpho es diferente. Estos insectos, que son nativos de la selva tropical de América Central y del Sur, crean la impresión de color gracias a un efecto óptico más que a los pigmentos.

Las alas de esta mariposa tienen una textura superficial extremadamente fina que refleja un estrecho rango de longitudes de onda específicas, es decir, un cierto color.

Los expertos del Fraunhofer ISE aplican una textura superficial y una capa similar en la parte posterior del vidrio protector de los módulos fotovoltaicos.

“Alrededor del 93% de la luz puede penetrar en esta capa, y sólo alrededor del 7% se refleja para causar el efecto de color.” informa Thomas K.

La nueva tecnología se ha bautizado como MorphoColour, en honor a la mariposa azul brillante Morpho.

Fuente: Ecoinventos

El color por sí solo no hace un diseño visualmente atractivo. Los investigadores del Fraunhofer encontraron otra solución para hacer más atractivos los sistemas fotovoltaicos: para evitar que las células fotovoltaicas soldadas brillen a través del vidrio protector de color, desarrollaron un método de montaje que imita el efecto de las tejas de los tejados.

Las tejas del tejado se colocan una encima de la otra. De manera similar, los investigadores producen células fotovoltaicas en tiras que se superponen unos pocos milímetros, pegándolas para formar un módulo más grande. Esto crea un aspecto general homogéneo sin espacios antiestéticos o cables de conexión visibles.

“Se pueden ver nuestras tejas fotovoltaicas con revestimiento MorphoColour desde diferentes ángulos y aún así el aspecto uniforme sigue siendo el mismo” agrega Thomas Kroyer.