Endesa concede un mes al consistorio para que desaloje los locales de Gesa

0
5

 Endesa amenaza con desahuciar por la via judicial al Ayuntamiento de Inca de las instalaciones que ocupa en la carretera de Artà y que son propiedad de la citada multinacional energética. Margarita Borràs Colomar, responsable de patrimonio de Endesa Balears, ha remitido una carta a Rafel Torres, alcalde de Inca, en la que le advierte de que si el Ayuntamiento no abandona los edificios mencionados iniciará acciones legales.

La responsable de patrimonio de la empresa concede “un mes de plazo improrrogable”.

Las antiguas instalaciones del Gas y Electricidad, situadas en el número 11 de la carretera de Artà fueron cedidas al Ayuntamiento de Inca en precario hace años para que la administración local pudiera hacer uso de ellas. Entonces el consistorio precisaba un lugar donde ubicar la Policía Local.

El primer destino de los locales de las oficinas fue precisamente el de cuartel de la Policía, aunque dejó de ser usado hace años tras construirse un moderno cuartel en el polígono industrial.

En esos momentos fue cedida una parte al sindicato Comisiones Obreras y otra a los voluntarios de Protección Civil, que establecieron allí su base.

Por otra parte, los locales que usaba Gesa en su día, cuando dicho lugar era su sede en Inca, como vestuarios y almacenes fueron cedidos como sede provisional a la asociación del Pájaro Silvestre, la asociación de Comerciantes de Inca, la Federación Balear de Futbol, agrupaciones folclóricas e incluso una iglesia protestante.

El patio se ha ido usando como un aparcamiento, aunque no regulado.

El Ayuntamiento de Inca es consciente de que debe desocupar los edificios porque el contrato en precario finalizó hace mucho. Pero por otra parte, Torres admite que aún no se ha llevado a cabo la adecuación del Casal de Entidades cívicas para poder trasladar a todas las asociaciones. De momento la coral l´Harpa d´Inca ha dejado ya su local al igual que el Club del Pájaro Silvestre.

La Asociación de comerciantes se desplazará en breve a una sala usada actualmente como almacén en el nuevo mercado.

La federación Balear de Futbol se trasladará a un local de la Plaza Mallorca. Los voluntarios de Protección Civil pasarán a un pabellón del antiguo Cuartel General Luque.

Casal de Entidades
No obstante para reubicar al resto de entidades no hay espacio. Habilitarlo cuesta 500.000 euros.

El Ayuntamiento cargará esta obra al superávit existente pero aún debe redactar el proyecto de reforma de un pabellón del Cuartel y licitar las obras. Torres reconoce que se tardará unos meses.

El nuevo Casal de Entidades se ubicará en un pabellón del ala izquierda del General Luque, el que actualmente ocupa la asociación Artifex balear, dedicada al estudio de la construcción bioclimática. Torres sostiene que el contrato de dicha asociación ha expirado. Artifex balear estaba trabajando en sus proyectos a la par que con sus experimentaciones iba rehabilitando el pabellón mencionado.

La entidad solo ha rehabilitado una parte y el Ayuntamiento sostiene que finalizará el resto porque lo necesita como Casal. “Se ha de hacer una tabiquería y distribución nueva del interior aunque se intentará respetar todo lo que ya ha hecho Artifex”, dice el alcalde.

Fuente:diariodemallorca