Endesa, EDF e Iberdrola sufren la quiebra de una central térmica por el rejón eléctrico

0
3

La nueva regulación eléctrica aprobada por el Ministerio de Industria sigue provocando víctimas. La última es la central térmica de gasificación de ciclo combinado de Elcogas, situada en Puertollano (Ciudad Real), que ha tenido que ser rescatada por sus principales accionistas –Endesa, Electricité de France e Iberdrola– por la inviabilidad del negocio.

La planta, que ha estado varios meses parada, no genera dinero suficiente para pagar los 127 millones que adeuda a corto plazo, un dinero que le fue prestado por un grupo de entidades bancarias con las garantías de los principales socios, tres de las mayores eléctricas de España y Europa. De hecho, Endesa ha reconocido en sus cuentas del primer trimestre que ha tenido que provisionar 51 millones de euros por su participación del 41% del capital.

La eléctrica presidida por Borja Prado explica esta dotación “como consecuencia de la situación de falta de viabilidad económica de Elcogas, tras la finalización de la aplicación de las medidas contempladas en el Real Decreto sobre el procedimiento de resolución de las Restricciones por Garantía de Suministro”. Endesa, como EDF e Iberdrola, le había dado créditos participativos y garantías para reemplazar a la financiación bancaria. La primera tiene el 41% del capital; la segunda, cerca del 30% y la eléctrica dirigida por Ignacio Sánchez Galán, alrededor del 12%.

Elcogas también ha tenido que afrontar una reducción del capital de casi 20 millones de euros para absorber las pérdidas y proceder al reequilibrio patrimonial. Así se aprobó en la reciente junta general de accionistas porqueDeloitte ya había avisado a los tres principales socios (en el capital también se encuentran Hidrocantábrico, EDP y Siemens con pequeñas participaciones) de la situación de insolvencia.

La auditora advierte de que el plan de viabilidad acordado con el Ministerio de Industria que permitía a Elcogas continuar con su actividad se encontraba suspendido, una coyuntura que había llevado a Endesa, EDF e Iberdrola a acudir a los tribunales para exigir su aplicación. “Los administradores de la sociedad consideran dicha vía como una solución alternativa si no fuese aplicado el ‘Plan de Viabilidad’ siempre y cuando se cumplan los requisitos de producción eléctrica establecidos en dicho real decreto.

Una comarca castigada

Esta normativa sobre Restricciones por Garantía de Suministro, que prima a las centrales térmicas que quemen carbón nacional, tal y como fijó el Plan Nacional del Carbón 2006-2012, vence a finales de este año y, como reconocen las eléctricas, no va a ser renovada por José Manuel Soria.

Elcogas tenía un fondo de maniobra negativo de 76 millones de euros derivado del vencimiento del préstamo sindicado garantizado por los accionistas, los cuales han tenido que aportar capital para que la central térmica siga en funcionamiento. Después de varios meses parada, debido a que Red Eléctrica se ha estado abasteciendo de energía procedente de centrales hidroeléctricas y eólicas, ayer volvió a entrar en producción.

Sin embargo, se trata de una esperanza cortoplacista puesto que Industria no parece tener intención de salir al rescate de esta central, que da trabajo directo a 145 empleados. Una comarca la de Puertollano que también ha sufrido el cierre de una planta de Solaria, la empresa de energías renovables que atraviesa una difícil situación financiera. Allí trabajaban 213 personas. Todo un golpe para una comunidad autónoma gobernada por el PP de María Dolores de Cospedal.

Fuente: confidencial