Endesa limitará inversiones en España en 2014 a “lo obligatorio”

0
7

Enel, propietario del 92% de Endesa, anunció que limitará las inversiones en España “a lo obligatorio”. En principio, mantendrá en 2014 cifras muy similares en España y Portugal a las de un año antes, pese a los cambios regulatorios del Gobierno de Mariano Rajoy. El grupo italiano prevé invertir en el plan 2014-2018 un 0,66% menos (600 millones) en 2014 en la Península Ibérica, una cifra casi similar a la del ejercicio anterior, cuando dedicó 604 millones.

El grupo realizó el tijeretazo en España el año pasado, cuando las inversiones bajaron un 33%. En principio, en 2016, dedicaría unos 800 millones a la Península Ibérica. La inversiones en nuevas infraestructuras se contendrán, mientras que la mayor parte se dedicará al mantenimiento de las redes y centrales actuales. En generación y comercialización prevé que la demanda crezca un 4,2% entre 2013 y 2018.

Se implantarán unos 834 megavatios nuevos en Colombia y Chile y se aprovecharán las oportunidades de gas. Mientras que en distribución el objetivo es sumar unos 400.000 clientes al año. El grupo italiano tiene claro que su apuesta es Latinoamérica, ya que dedicará a este mercado un 13,14% más en inversiones, hasta 1.400 millones en 2014 y 1.500 millones en 2016. Ya el año pasado, 2013, fue el primer ejercicio que el beneficio bruto de explotación (ebitda) de Latinoamérica superó al mercado de origen, al suponer un 51% del grupo (3.443 millones, un 7% más).

Fulvio Conti, consejero delegado del grupo Enel, subrayó el cambio estratégico del grupo. Consideró a España como una plataforma para acudir a otros mercados en crecimiento. Defendió que la compañía está reaccionando de forma rápida a los cambios regulatorios. Y que las inversiones en España se realizarán “bajo estricto criterio de rentabilidad”.

Debido a crisis, apuntó que una clave de la matriz Enel es reducir la deuda neta, que bajó de 56.000 millones en 2007 a unos 40.000 millones en 2013. Respecto a Endesa, apuntó que el ebitda se redujo un 4%, hasta 6.720 millones en 2013 por los cambios regulatorios. Mientras que el beneficio neto se quedó en 1.879 millones, un 8% menos, el año pasado. Con los criterios contables españoles, ya que con la regulación italiana (términos contables) las cifras varian.

Fuente: la vanguardia.