El Gobierno de Baleares destina 20 millones de euros a impulsar parques fotovoltaicos e instalaciones solares

0
27

Desde la Conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos se han previsto una sucesión de medidas para el Plan de Reactivación Económica de los Islas Baleares vinculadas de manera directa a la diversificación del modelo económico de los Islas, potenciando la industria local, el comercio de proximidad y el sector de energías renovables. Un impulso que pasa por el fomento de la innovación y la digitalización de los empresas y por el impulso de la economía verde de los Islas.

Desde la Dirección General de Energía y Cambio Climático, destaca el plan de fomento de la inversión en instalaciones de energías renovables en parques fotovoltaicos y sistemas de autoconsumo con ayudas de hasta 20 millones de euros,  el impulso a la movilidad eléctrica con ayudas por valor de más de 2,5 millones de euros para la adquisición de vehículos limpios e instalación de nuevos puntos de carga, y el fomento de la solarización a espacios y edificios públicos y privados, con ayudas de hasta 200.000 euros para cada instalación.

A través de estas ayudas, se pretende impulsar la penetración de energías renovables, contribuyendo no solo a la descarbonización de la producción eléctrica de los Islas Baleares, sino también a potenciar este sector económico y la creación de nuevos lugares de trabajo estables y de calidad.

Por su parte, el Instituto Balear de la Energía impulsará instalaciones de energías renovables con 2,6 millones para cubrir los aparcamientos de dos hospitales públicos y 600.000€ para instalaciones socialmente participadas.

De este modo se da respuesta a la creciente demanda de proyectos de instalaciones fotovoltaicas y también de crear una red de puntos de recarga para poder garantizar una movilidad eléctrica viable y de calidad.

Por otro lado, se incluye una ayuda por valor de 100.000 euros al año a proyectos de fomento del uso de la biomasa.

Con el objetivo de impulsar la eficiencia energética de viviendas y edificios públicos se destinará un fondo de ayudas por valor de 7 millones de euros  así como una partida de 1,6 millones de euros para impulsar la eficìencia energética en la industria a través de la adquisición de nuevos equipos y sistemas de gestión energética.