La localidad de Carmona en Sevilla acogerá un nuevo parque fotovoltaico de 50 MW

0
51

La localidad sevillana de Carmona acogerá una segunda planta fotovoltaica de cerca de 50 MW de potencia, que se prevé entre en funcionamiento en 2020 con una producción de 100 Gwh/año. Su puesta en marcha se debe a Endesa que, a través de Enel Green Power España, sigue ejecutando su programa de mayor sostenibilidad ambiental, contribuyendo con esta planta a evitar la emisión anual a la atmósfera de, aproximadamente, unas 67.000 toneladas de CO2.

Bautizada con el nombre de ‘Los Naranjos‘, la planta mantendrá unos 128.520 paneles fotovoltaicos de 340 wat pico de potencia, es decir, la potencia que produce cada panel cuando recibe radiación solar. Para hacer posible su funcionamiento, Endesa construirá también nueve centros de transformación eléctrica, además de una subestación eléctrica y una red subterránea de cableado de 4,5 kilómetros.

En Carmona se está levantando también, desde finales de 2019, el parque de ‘Las Corchas‘, con una potencia de casi 50 MW. Ambas instalaciones dan lugar a la mayor planta fotovoltaica promovida por la compañía hasta la fecha en Andalucía, con casi 100 megavatios de potencia y con la posibilidad de producir, una vez en funcionamiento, energía equivalente al consumo de 25.500 hogares, que abarca a toda la población de Carmona.

Criterios de ingeniería sostenible

La construcción de estas centrales se enmarca dentro de la estrategia de Endesa de descarbonizar completamente su “mix” de generación en 2050, y que enlaza con los objetivos de su Plan Estratégico 2019-2022, donde se ha marcado el hito de alcanzar 10,2 GW de capacidad instalada renovable en 2022, frente a los 7,4 GW estimados para final de 2019.

Asimismo, en la construcción de estas plantas se van a seguir criterios de ingeniería sostenible, aplicándose el modelo de “Sitio de Construcción Sostenible” de Enel Green Power, que incluye la instalación de paneles solares fotovoltaicos para cubrir parte de las necesidades energéticas durante la obra y medidas de ahorro de agua mediante la instalación de depósitos y sistemas de recogida de lluvia. Una vez finalizados los trabajos, tanto los paneles fotovoltaicos como los equipos de ahorro de agua se donarán al municipio para su uso público.