Iberdrola acumula 2.275 millones de euros de beneficio neto en lo que va de año

0
7

La multinacional hispano catarí (su principal accionista es el Fondo Soberano de Catar) ha declarado un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 5.542 millones de euros (reducción del 4,1% con respecto al período equivalente del año pasado). Eso sí, el beneficio neto solo ha descendido un 3%, hasta quedar en los 2.275 millones de euros. A pesar de los multimillonarios beneficios obtenidos y de que la compañía reconoce que ha logrado reducir su deuda “en 3.310 M€ durante los últimos doce meses”, Iberdrola se queja del aumento de los impuestos en España.

La empresa, que publicó su balance del período enero-septiembre la semana pasada, explica que “el margen bruto se ha incrementado un 1,8% en el periodo hasta alcanzar los 9.459,2 millones de euros (M€), con crecimiento en todos los mercados salvo en Brasil”. Además, “el flujo de caja operativo (FFO) alcanza los 4.406 M€ y supera la cifra global de inversiones, que se sitúa en 2.167 M€”. De esta cantidad -desglosa Iberdrola-, “1.321 M€ se han destinado al área de redes, 580 a renovables, 193 a generación y comercial y 73 a otros negocios y a la corporación”. Pese a los multimillonarios beneficios registrados por la compañía en este quinto año de la crisis, la multinacional que preside José Ignacio Sánchez Galán se queja de que “los tributos se siguen incrementando y aumentan un 45% en el periodo hasta situarse en 1.267,6 M€; de esta cantidad, 792 M€ corresponden a España, donde se ha duplicado esta partida entre los meses de enero y septiembre”.

Crítica a la política gubernamental
La compañía explica en su balance que, “del impacto de 1.010 M€ sobre el Ebitda, 503 M€ brutos corresponden a la reciente reforma energética aprobada en España; de esta cantidad, 363 M€ corresponden al negocio de generación y comercial, 79 M€ al de redes y 61 M€ al área de renovables; en este importe no se incluye el Real Decreto Ley 9/2013 sobre la retribución a las renovables, pendiente de aplicación”. Por lo que se refiere a la política de remuneración al accionista -continúa-, “el precio de recompra del próximo scrip dividend será de al menos 0,125 euros por acción, a pagar en enero de 2014” (ese precio baja en un 10% con respecto al compromiso asumido en el ejercicio anterior). Iberdrola aprovecha la publicación de su balance para difundir su lectura política de la coyuntura eléctrica nacional. Así, considera que “el conjunto de medidas regulatorias aplicadas en España no contribuye a garantizar la competitividad del sistema en favor de los consumidores ni a frenar la generación de déficit de tarifa”.

La energía solar, en el disparadero
Además, la compañía que dirige Sánchez Galán no pierde oportunidad para arremeter nuevamente contra las tecnologías solares: “los ajustes tampoco se encaminan a limitar el crecimiento de las tecnologías más inmaduras, como es el caso de las solares, que aportan solo -según los cálculos de Iberdrola- el 5% de la producción, mientras que suponen el 20% del coste de la energía”. El comunicado en el que la multinacional hace balance de los nueve primeros meses del año recuerda por otro lado que “más de la mitad del precio final de la factura eléctrica en España se debe a costes ajenos al suministro”. Los costes propios del suministro -asegura a continuación- “representan un 44% -un 29% la generación y un 15% el transporte y la distribución-, mientras que un 56% responden a costes ajenos; de este porcentaje -y según sus cuentas-, el 21% va a las primas a las renovables, correspondiendo un 8,5% a la solar, un 5,3% a la eólica y un 7,2% a cogeneración y otras fuentes”.

Casi 14.000 megas de potencia
A treinta de septiembre, la deuda neta ajustada declarada por el Grupo, “sin incluir los 2.025 M€ pendientes de cobro del déficit de tarifa”, era de 26.525 M€. Eso sí, “incluyendo la insuficiencia tarifaria -explica la compañía-, la deuda de Iberdrola es de 28.550 M€”. La compañía asegura que ha logrado reducir su deuda “en 3.310 M€ durante los últimos doce meses, con lo que ha superado ya el 50% de su objetivo de reducción de la deuda en 6.000 M€ en el periodo 2012-2014”. El apalancamiento se sitúa en el 43,1% -ex déficit- “frente al 45,9% del mismo periodo del año anterior”. En materia de renovables, más concretamente, “entre enero y septiembre del corriente, Iberdrola ha registrado un beneficio bruto de explotación de 1.211 M€, un 2,5% más que en el mismo periodo del año anterior. Por fin, “el margen bruto del área de renovables aumenta un 5,4% hasta 1.759,2 M€; y la capacidad operativa alcanza los 13.857 megavatios (MW), de modo que la nueva potencia instalada compensa los activos vendidos”.

 

Fuente: energias-renovables.com