Iberdrola inicia la construcción de la conexión eléctrica submarina entre Escocia e Inglaterra

0
6

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y el secretario de estado de Energía británico, Michael Fallon, se han reunido con ocasión del comienzo oficial de las obras de la conexión eléctrica submarina entre Escocia e Inglaterra, un proyecto de la eléctrica española, a través de su filial ScottishPower, y de National Grid, el operador del sistema eléctrico británico.

Se trata de una línea de 420 kilómetros de cable submarino de corriente continua de alta tensión entre la costa oeste de Escocia y la Bahía de Quay, en la costa norte de Gales y que permitirá la creación de 450 puestos de trabajo.

El contrato de 1.200 millones de euros para construir el Western Link ha sido otorgado a un consorcio compuesto por Siemens y Prysmian.

Con este proyecto se aumentará la capacidad de interconexión entre Inglaterra y Escocia en más de 2.000 megavatios (MW), capacidad suficiente para abastecer la demanda eléctrica de más de 4 millones de hogares cada año.

El proyecto, que se encontrará plenamente operativo en 2016, es bidireccional, permitiendo que el flujo de electricidad se dirija hacia el norte o el sur en función de las necesidades de suministro y la demanda de electricidad.

Tanto Galán como Fallon han destacado los progresos realizados en el plan de inversión de 3.165 millones de euros hasta 2021 que está llevando a cabo ScottishPower Energy Network para mejorar las de redes de transporte, así como la propuesta de invertir unos 6.000 millones de euros, entre 2015 y 2023, en redes de distribución en el centro y sur de Escocia, Merseyside y el norte de Gales, que contribuirá a crear hasta 1.500 puestos de trabajo en el área de operaciones de ScottishPower Transmission.

El presidente de Iberdrola y ScottishPower ha mostrado su satisfacción por el comienzo de la construcción de este ambicioso proyecto de conexión eléctrica submarina, y ha informado de que el grupo tiene previsto inversiones por encima de los 10.000 millones de euros antes del final de esta década, fundamentalmente en redes y proyectos de energía renovable.

Por su parte el secretario de estado de Energía resaltó que el proyecto Western Link permitirá a los consumidores ingleses y galeses a acceder a las energías renovables de Escocia y a los consumidores escoceses beneficiarse de la capacidad de carga cuando el viento no sople.

Además de visitar el centro de formación de ScottishPower, Fallon y Galán inspeccionaron desde un helicóptero las obras del proyecto Western Link en Hunterston. También se visitó la construcción de una importante subestación en Denny y el mayor parque eólico terrestre del Reino Unido, el parque de Whitelee, al sur de Glasgow.

Fuente: Capital madrid