La oposición ve a los consumidores vulnerables en la Galicia ‘de las maravillas’

0
4

El Bloque Nacionalista Galego ha presentado una iniciativa en este sentido, que el PP ha rechazado,y de la defensa de la misma se ha encargado la diputada nacionalista Carme Adán, quien ha pedido iniciar el proceso con una definición del concepto y la adopción de medidas necesarias para reducir la pobreza energética en Galicia.

Adán ha dicho que el concepto de “consumidor vulnerable” se ha incrementado un 70 por ciento desde que empezó la crisis económica, provocando que el 18 por ciento de los hogares gallegos dediquen más de un 10 por ciento de sus ingresos a sufragar gastos de luz y gas, término que es la base para definir a un consumidor vulnerable.

Esta situación es difícil para muchas familias que encuentran amplias dificultades para llegar a fin de mes, y no sólo eso, sino que la carencia de estos servicios, como la imposibilidad para mantener una temperatura media del hogar, aumenta el riesgo de padecer enfermedades tanto físicas como mentales.

Esta situación ha sido creada, denunció Adán, por el “egoísmo” de las grandes empresas eléctricas.

En este sentido, el diputado de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Juan Manuel Fajardo, ha asegurado que para erradicar este “terrorismo de las energéticas” es necesario tomar medidas y decisiones que eviten una situación “dramática”.

Así, ha destacado que el año pasado murieron dos personas cada día como consecuencia de la pobreza energética, por lo que es el momento de tomar posición y defender que no se restrinja el suministro a ninguna persona, en una situación precaria, durante los meses de octubre a marzo.

Asimismo, el diputado socialista Manuel Gallego ha asegurado que el aumento “brutal” de la pobreza y la exclusión social se ha incrementado en los últimos años, llegando así a datos de que el 25 por ciento de los gallegos se encuentra en riesgo de pobreza.

Gallego ha resaltado que Galicia atraviesa la peor crisis y que este Gobierno “incapacitado” no aporta soluciones, por lo que ha reclamado “menos autocomplacencia y menos ineficacia”.

Por su parte, el PP, que ha rechazado la propuesta, ha defendido a través de su diputado Hipólito Fariñas que la proposición parte de una base errónea al considerar el 10 por ciento del modelo británico la base para definir el concepto de consumidor vulnerable, cuando cada territorio tiene unas características especiales y únicas.

Así, han asegurado que tomarán como base una propuesta de Izquierda Unida que aboga por la toma de decisiones de manera conjunta, ya que la pobreza energética afecta a 60 millones de personas en toda la Unión Europea.

Fuente:la region