La red de calor de biomasa más larga de España, con 12 kilómetros, comenzará a funcionar el próximo curso en Valladolid

0
6

La red de calor de biomasa más larga de España, de doce kilómetros de longitud, comenzará a funcionar el próximo curso académico en Valladolid y cuya primera piedra ha sido colocada este martes en la central de producción de calor, ubicada en el Campus Miguel Delibes.

Se trata de la calefacción de distrito o ‘District Heating’, una red de distribución de energía térmica que transcurre por las vías urbanas, y proporciona agua caliente sanitaria desde la central (sala de calderas) a través de redes de conductos aislados térmicamente y calefacción.

Así, esta red llega a 23 edificios de la Universidad de Valladolid (UVA), tres edificios del Ayuntamiento de la capital y cuatro de la Junta y en su primer año de funcionamiento propiciará un ahorro energético del 15 por ciento, según ha avanzado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, durante la presentación. Asimismo, supone un ahorro del 30 por ciento en los siguientes 15 años, lo que implica una disminución del coste energético de “más de 12 millones de euros” en todo el periodo y además se dejarán de emitir 6.000 toneladas de Dióxido de Carbono al año, gracias al cual se reduce la huella de carbono.
Por otra parte, la energía suministrada asciende a 22 millones de Kilowatios a la hora útiles por año y el combustible que se utilizará es astilla forestal G-100 con un consumo previsto de 8.000 toneladas al año, “elemento elocuente” si se compara con los 2 millones de litros de gasóleo que se utilizan en el mismo periodo, tal y como ha recalcado el consejero. Por ello, se trata de una red “rentable, renovable y eficiente”, a su juicio, además de ser un sistema “moderno e innovador” que cuenta con una inversión de 4.775.000 euros, financiados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente con fondos del Banco Europeo de Inversión.
Además, el mantenimiento, operación y garantía total durante 15 años tiene un coste de 2.800.000 euros, según ha añadido Silván, quien considera este proyecto como “el acto de mayor envergadura” y que permite un “impulso” al sector de la bioenergía, que genera “empleo y riqueza”. En total, el proyecto cuenta con más de 58 millones de euros de inversión y más de 200 actuaciones, y consistirá en la sustitución de calderas de gasoil por calderas de biomasa en centros públicos sanitarios, educativos y de servicios sociales en el mundo rural.
Objetivos del proyecto El objetivo de esta calefacción es mejorar la eficiencia, reducir las emisiones contaminantes y la dependencia de gas y gasóleo, además de promocionar el empleo de la Comunidad, tal y como ha apuntado el vicerrector de Patrimonio e Infraestructuras, Antonio Orduña. Por su parte, el consejero de Educación, Juan José Mateos, ha señalado esta actuación como un paso de “modernidad” que permite hacer “mejor las cosas” y que supone un beneficio “grande” a los ciudadanos, en concreto a los profesores y alumnos de la Universidad, entre otros.
En esta línea, el rector de la UVA, Marcos Sacristán, ha señalado el deber de esforzarse para que la institución académica sea “motor de desarrollo socioeconómico”, además de recalcar la colaboración de la misma con la Junta, administraciones y empresas.
Esta actuación se enmarca en el programa para la implantación de calderas de biomasa en edificios públicos que promueve la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, y pretende tener continuidad con nuevas actuaciones en otros campus de la UVA en otras ciudades (Palencia, Segovia y Soria). Por otra parte, la Comunidad es líder nacional en la fabricación de pellets, aportando el 20 por ciento de la producción nacional y con siete plantas que pueden alcanzar 200.000 toneladas y otras tres plantas de fabricación de briquetas, según ha señalado Silván.
Asimismo, Castilla y León es un “referente nacional” en la generación de energía a partir de biomasa, la primera comunidad autónoma con mayores recursos de biomasa y la mayor también en superficie forestal (el 51 por ciento del territorio autonómico), además de ocupar la segunda posición en el conjunto de España en producción de biomasa térmica.
Fuente: 20 Minutos