Los sindicatos de Gamesa reclaman la readmisión de los 52 despedidos y piden a Iberdrola que interceda

0
4

Los sindicatos de Gamesa piden a la dirección que readmita a los 52 trabajadores recientemente despedidos, al considerar que la compañía ha incumplido el compromiso implícito de mantener las plantillas apenas cinco meses después de haber realizado un ERE para 342 personas, indicó a Europa Press el coordinador federal de las energías renovables de MCA-UGT y representante en Gamesa, José Antonio Guerra.

Junto a esto, los sindicatos han remitido una carta al consejero de Iberdrola en Gamesa, Ramón Castresana, director además del área de Recursos Humanos de la eléctrica, para denunciar lo que consideran situación “insostenible e injustificable”. Iberdrola es, con un 19,6%, el principal accionista de Gamesa.

En la carta, a la que ha tenido acceso Europa Press, UGT, CCOO y ELA solicitan para la plantilla fija el mismo trato que los 300 trabajadores externos con contratación de larga duración y critican que la empresa haya contratado a varios directores como trabajadores externos, lo que ha elevado el coste de la estructura de dirección durante 2013.

Además, dicen en la carta que Gamesa está publicando ofertas de empleo en noviembre de 2013 cuando hay perfiles dentro de la compañía para cubrir estos puestos e intentar reducir los despidos. Junto a esto, recuerdan que la empresa está obteniendo beneficios y mejorando los márgenes.

Los sindicatos, explicó Guerra, llevan una semana de encierros en las dependencias de Gamesa en Pamplona y Madrid para protestar por los últimos despidos. Además, no descartan medidas más contundentes si no obtienen respuesta y dicen haber presentado alternativas para reducir costes de forma no traumática para los trabajadores.

A finales de junio, Gamesa alcanzó un acuerdo con los representantes de los sindicatos para reducir en 52 trabajadores, de 394 a 342, el número de afectados por el ERE. Este ERE se sumó al que ya había acometido la empresa a finales de 2012, que afectó a 324 trabajadores.
Fuente: europapress.es