Endesa y Galp estrenan “primera isla” de recarga rápida para coches eléctricos

    0
    43

    La compañía eléctrica española Endesa junto con el grupo portugués Galp energía ponen en funcionamiento su primera isla de energía, una estación de servicio de Madrid. La primera electrolinera de recarga rápida en una iniciativa que busca la colaboración orientada a implantar estaciones de recarga para vehículos eléctricos. Esta primera infraestructura de recarga, se encuentra en una gasolinera Galp ubicada en el madrileño municipio de Alcalá de Henares.

    El primer punto de recarga de Endesa en la Comunidad de Madrid y el primero de los cinco que se instalarán en estaciones de servicio de Galp, se inaugurará próximamente. Se trata de una infraestructura de recarga rápida, de 50 kilovatios, que permite que un usuario de vehículo eléctrico pueda recargar unos 100 kilómetros en 15 minutos, y que se puede utilizar por cualquier usuario con una sencilla aplicación móvil, informa Endesa.

    Lee también: Holaluz dispara su crecimiento en instalaciones domésticas de autoconsumo

    Según la compañía, el punto de recarga rápida es universal, “con lo que pueden cargar todos los modelos de vehículos eléctricos”. Además, se puede utilizar por cualquier usuario con una sencilla aplicación móvil.

    La compañía prevé instalar otros cinco puntos de recarga en otras tantas gasolineras Galp de la Comunidad de Madrid. Para el acto oficial está previsto acuda Josep Trabado, director general de Endesa X, la nueva línea de negocio de Endesa que ofrece servicios de valor añadido y soluciones tecnológicas innovadoras en el mundo de la energía; y João Diogo, gerente de Galp Energía España.

    Recordando que fue hace algunas semanas que Endesa presentó su última línea de negocio, Endesa X.

    Según la empresa italiana Endesa X pretende ser “proveedor principal de infraestructuras, ahondar en la energía como servicio y favorecer su flexibilidad para hacer posible la participación de los clientes en los mercados de electricidad”. La movilidad eléctrica será el estandarte de esta transformación, con la creación de más de 2.000 puntos de recarga en España entre 2019 y 2020, que seguirán creciendo hasta llegar hasta los 100.000 puntos de recarga a nivel residencial y los 8.500 puntos de recarga de acceso público comercial en 2023.