Autobuses articulados de emisiones cero de la empresa SOLARIS para Barcelona

0
28

Transportes Metropolitanos de Barcelona ha adquirido 23 autobuses articulados de propulsión totalmente eléctrica con los que se continuará sustituyendo unidades alimentadas por gasóleo. El objetivo es lograr que la línea H16 sea la primera de la red barcelonesa cuyos vehículos emitan cero emisiones contaminantes a la atmósfera. El importe del contrato asciende a 20,7 millones de euros, IVA incluido.

La incorporación de estos 23 autobuses eléctricos forma parte de la planificación de TMB para renovar y actualizar ambientalmente la flota de autobuses urbanos de Barcelona y el área metropolitana con la entrada de 266 unidades eléctricas, híbridas y de gas natural en el período 2019 a 2021. El objetivo es que en 2030 la flota activa de TMB esté formada sólo por vehículos eléctricos, híbridos y de gas natural comprimido (GNC).

Los nuevos articulados eléctricos permitirán continuar con la transformación de la línea H16 en la primera línea de cero emisiones de TMB. Esa es la razón por la que los dos extremos de la línea cuentan con transformadores y cargadores rápidos, que próximamente serán reforzados para que puedan cargar simultáneamente dos autobuses y así asegurar la operatividad y la regularidad del servicio.

En la actualidad la H16 es mixta con respecto a la energía de propulsión, puesto que por ella circulan coches eléctricos y diésel equipados con filtros de partículas y de óxidos de nitrógeno.

Solaris, fabricante escogido

De los 23 autobuses, 14 serán del modelo New Urbino de Solaris y el resto Irizar i2e, todos de 18 metros de longitud y equipados con pantógrafos para la carga de las baterías, rápida en ruta y lenta en la cochera. Serán, por tanto, muy parecidos a los 7 articulados eléctricos (cuatro Irizar y tres Solaris) que ya están asignados actualmente a la línea H16.

Además de tener las características habituales de confort y equipamiento de las últimas adquisiciones de TMB, estos 23 autobuses se distinguirán por una nueva distribución interior, que favorecerá la accesibilidad a la parte trasera, y porque el acordeón de la articulación será translúcido, para mejorar la iluminación de esta zona de paso, detallaron fuentes de TMB en una nota de prensa.

Como dispositivos tecnológicos de seguridad, los autobuses incorporarán el sistema de ayuda a la conducción mediante visión artificial, que analiza el entorno para reducir la posibilidad de accidentes, y los retrovisores electrónicos, que mejoran la visibilidad en condiciones difíciles.

Según las condiciones de la adjudicación, que está pendiente de formalizarse en contrato, la entrega de las 23 unidades por parte de los fabricantes debe permitir que entren en servicio a comienzos de 2021.