Las matriculaciones de turismos eléctricos caen casi un 32% en junio

0
9

La falta de una gestión homogénea de los fondos del Moves 2020 ha propiciado que las matriculaciones de turismos eléctricos puros cayeran un 31,7% el pasado mes de junio, hasta situarse en 802 unidades, según datos de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM). En lo que va de año, acumulan un descenso del 4,6%, con un total de 5.206 unidades.

En el sector de las dos ruedas, junio también cierra con saldo negativo. Así, las matriculaciones de ciclomotores eléctricos retrocedieron un 49,4%, con un total de 287 unidades, mientras las motocicletas registraron 687 unidades, lo que supone un descenso del 39,3% durante el pasado mes de junio con respecto al mismo periodo de 2019.

Agilidad a las autonomías en la tramitación de las ayudas

De esta forma, a pesar de que las bases del Moves 2020 se aprobaron en el BOE el pasado día 17 de junio, su impacto no se ha notado en el mercado todavía. Si bien el plan habilita a los usuarios particulares a adquirir el vehículo desde la entrada en vigor del Real Decreto, esto no es aplicable a empresas, que concentran el 60% de las matriculaciones, y se ven obligadas a esperar a que las autonomías publiquen en sus boletines regionales los respectivos planes con el reparto de las ayudas y los mecanismos para solicitarlas.

Para evitar que el mercado se paralice durante los meses estivales, AEDIVE y GANVAM piden agilidad a las autonomías en la tramitación y publicación de las ayudas. En opinión del presidente de GANVAM, Raúl Palacios, “ahora que se ha conseguido incorporar mejoras para las empresas como la eliminación de la exigencia del achatarramiento o la flexibilidad para gestionar las adquisiciones por renting, no podemos perder meses en la tramitación de las ayudas, máxime después de que el confinamiento haya roto el ritmo de matriculaciones, rebajando de 65.000 a 40.000 las previsiones de cierre para 2020”.

Una de cada diez matriculaciones del canal alquilador se destinan a movilidad compartida

Por canales, las matriculaciones de turismos eléctricos en el canal de empresa, que concentraron el 57,9% de las matriculaciones en juniom retrocedieron un 27,2%, hasta situarse en 465 unidades. Las de particulares, que apenas registraron tres de cada diez compras, bajaron un 44,7%, con 235 unidades; mientras que las de los alquiladores, bajaron un 7,3%, hasta las 102 unidades. De aquí 1 de cada diez se destinaron a iniciativas de movilidad compartida.

Coches antiguos a cambio de bolsas de kilómetros para movilidad compartida eléctrica

Así, en un momento en el que el peso de la electrificación del parque recae en las flotas, AEDIVE y GANVAM abogan por la puesta en marcha de fórmulas que aceleren su representación dentro del mix del mercado, a la vez que permitan a los usuarios particulares escoger la solución que más se ajuste a sus preferencias de movilidad. En este sentido, proponen que el incentivo al achatarramiento de un coche antiguo no solo vaya aparejado a la compra de otro coche, sino también a bolsas de kilómetros que los particulares puedan canjear en cualquiera de las soluciones de movilidad compartida eléctrica, contribuyendo además al desarrollo de esta cadena intermodal de transporte que democratice la movilidad.

Según el director general de AEDIVE, Arturo Pérez de Lucia, “democratizar la movilidad significa facilitar el acceso a vehículos eléctricos de última tecnología a ciudadanos cuya situación económica, y más por los efectos de la COVID-19, les impide adquirir cualquier vehículo nuevo y mantener en condiciones el que tengan en propiedad, lo que genera costes recurrentes para las familias y supone un peligro para la seguridad vial. Esta iniciativa, muy sencilla de articular, supondría eliminar vehículos viejos liberando espacio público y reduciendo atascos, pues en la mayoría de los casos, el vehículo en propiedad permanece el 80% de su tiempo parado, y la renovación de un parque de vehículos de movilidad compartida en constante movimiento, que cada tres años se actualiza, frente a los 13 años de media de edad que tienen los vehículos en manos de la propiedad privada”.

FUENTE: AEDIVE