Apoyo al uso de la moto eléctrica por parte del IDAE

0
71

Con el objetivo de impulsar la movilidad eficiente y sostenible, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, IDAE, como coordinador del Programa Moves, se ha reunido dentro de la ronda de encuentros que  mantiene  con las asociaciones del sector de la automoción con la Asociación Nacional de Empresas del Sector de las Dos Ruedas, ANESDOR, con quien ha analizado los aspectos operativos y el alcance del programa para las motos eléctricas.

El RD 569/2020 de 16 de junio fija 100 millones de dotación para que, a través del Moves, se lleven a cabo actuaciones de compra directa de vehículos eléctricos, instalación de infraestructuras de recarga, sistemas de préstamos de bicicletas, implantación de planes de transporte al trabajo, incluyendo iniciativas de los ayuntamientos para adaptar la movilidad de los ciudadanos a las exigencias impuestas por la COVID 19.

Se trata de un programa coordinado por el IDAE, que fija en las Comunidades y Ciudades Autónomas las responsabilidad de su gestión mediante convocatorias de ayudas que las Asociaciones del sector reclaman que se agilicen.

Ayudas a partir del 18 de junio

Un punto destacado de este Plan es que la compra de cualquier tipo vehículo, incluidas las motocicletas, realizada por particulares, pueden acogerse desde el mismo día de la entrada en vigor del decreto; es decir, desde el pasado día 18 de junio, debiendo, no obstante, proceder al registro de la solicitud de la ayuda en las convocatorias que lleven a cabo las Comunidades y Ciudades Autónomas. Además, se ha establecido una vigencia de 12 meses vigencia a partir de la fecha de publicación de la convocatoria, y no a término de año y en las mismas fechas en todos los territorios, independientemente de cuándo se hubiese hecho esa convocatoria.

Las motocicletas son uno de los tipos de vehículos subvencionados por el Moves II, con unos incentivos que oscilan entre los 750 euros (particulares, pymes, autónomos y ayuntamientos) y los 700 euros (gran empresa).

Joan Groizard, director general del IDAE ha destacado que la electromovilidad de dos ruedas tenga en nuestro país sello de fabricación nacional. De hecho, España es el primer fabricante europeo de motocicletas eléctricas y el 84% de las ventas de motocicletas eléctricas en nuestro país provienen de cinco empresas nacionales. En concreto, en 2019 se matricularon 6.726 motocicletas eléctricas, de las que se fabricaron en España 5.675. En porcentaje esto supuso el 84%. En lo que llevamos de 2020 la cuota es del 87% (3.464 motocicletas de 3.970).

Adicionalmente, y teniendo en cuenta los datos de ANESDOR, es el segmento de la automoción con mayor porcentaje de penetración en la electromovilidad, con una cuota del 6% y un creciente tejido industrial para la fabricación, lo que supone una oportunidad de reindustralización para el futuro. “Es evidente el esfuerzo realizado por el sector de las dos ruedas para asumir los retos medioambientales y de transformación que exige la nueva movilidad”, aseguró Groizard.

Por su parte, José María Riaño, Secretario General de ANESDOR, identificas ventajas específicas de las motos eléctricas: “la batería extraíble, lo que permite adelantarse a la infraestructura de recarga, el que se puedan conectar a enchufes convencionales, entre otras cosas, unido a la popularidad del motosharing, hace que la moto sea el primer vehículo eléctrico que prueban los ciudadanos.